sábado, 13 de junio de 2015

Worldcolor: la miserable política de la Bordó-PTS

La Bordó-PTS insiste con sus provocaciones hacia los trabajadores de Morvillo, la Naranja y el PO. La vez pasada fueron 16 mil espacios sin mencionar el rol de la burocracia ni el Estado; esta vez son dos artículos.

Para que se vea la perfidia, Daniel Luna, secretario general de la interna de WC, escribía en la Web: "quiero aclarar que no hay ninguna campaña en contra de la Naranja-PO", y en ese mismo instante otro integrante de la interna lanzaba una nueva catarata de insultos contra los trabajadores y delegados de Morvillo, AGR ¡y ahora también Interpack!

La Bordó-PTS boicoteó la movida… por su propio conflicto

Luna dice en su artículo "hay que pedir el paro al gremio, cosa que hicimos en el último plenario y solo se votó ir a una marcha a la Cámara de Comercio y al Ministerio de Trabajo". Pero no explica por qué la Bordó-PTS boicoteó la movilización. El motivo lo dejaron en claro en la reunión de agrupaciones cuando enfatizaron que desestimaban la lucha de gremio como posibilidad real para enfrentar el cierre.

"El sindicato suspendió la marcha unilateralmente porque eran pocos" dice Luna. Falso, la directiva levantó la movilización después de hablar con la interna y anoticiarse de que “iban a ir solo cinco compañeros de WC”; se la sirvieron en bandeja. Sin embargo la acción posterior al Ministerio se sostuvo y la Bordó-PTS tampoco apareció.

La burocracia no movió un dedo para evitar el carnereaje y le huye como la peste a una lucha de conjunto, ni hablar del paro general. Una vez, en décadas, que logramos imponer una acción por un conflicto ¡los principales involucrados lo boicotean! La Bordó-PTS debe responder por que desconoció la resolución del plenario de delegados y no cubrir su agachada con provocaciones estériles.

Salto en las provocaciones

Ahora acusan pérfidamente que Ipesa imprimió "Amodil" cuando fue la interna de WC quien les dio el visto bueno para hacer ese trabajo. Muy clarificador para los trabajadores de Ipesa.

El ataque a Néstor Pitrola – a quién se acusa de no apoyar - desnuda las verdaderas motivaciones del PTS. El FIT debe avanzar a través de debates francos en los ámbitos que corresponda. Utilizar difamaciones para embarrar la cancha o eludir esos debates es propio de una secta.

Una política que conduce al aislamiento

En otro artículo, esta vez del PTS, se menciona "una reunión de solidaridad con WC, donde se decidió apoyar las acciones que llevaran adelante los trabajadores en lucha, incluyendo los bloqueos de Morvillo, con el acuerdo de todas las organizaciones presentes, con la excepción del PO cuyos militantes se retiraron".

Todo tergiversado. En esa reunión de agrupaciones se planteó un nuevo bloqueo a la planta de Avellaneda. El PO se retiró explicando que no se podía tomar ninguna resolución que involucren a los trabajadores de Morvillo si ellos no estaban presentes. Todas las agrupaciones, salvo el PTS, estuvieron de acuerdo.

Unos días después se hizo otra reunión, con las mismas agrupaciones y esta vez con los compañeros de Morvillo (ver nota en la página del PO); todos rechazaron el planteo de WC.

Callao y Corrientes

El esfuerzo de la Naranja está dirigido a exigir a la burocracia un plan de lucha. Para eso realizamos, y propusimos la Bordo-PTS, distintas movilizaciones: al sindicato, al Ministerio y sobre todo a los talleres que imprimen los trabajos de WC.

La Bordó-PTS sostiene que acuerdan con las movilizaciones... siempre y cuando no incomoden a la burocracia. Dice el artículo: "cortamos la Panamericana dos veces (la última durante el paro nacional), también Corrientes y Callao en varias oportunidades". O sea, un corte mediático elevado al mismo nivel que un plan de lucha de gremio.

Cómo se lucha contra la patronal

Miente descaradamente la Bordó-PTS cuando sostiene que en las propuestas de "la CI de Morvillo, no encuentra una sola medida de lucha que sea contra su patronal".

Se movilizaron 150 compañeros de Morvillo al sindicato, previas asambleas por turnos durante días que pararon la producción en los tres turnos. El día de la marcha la planta quedó paralizada. También sigue frenada la impresión de millones de pliegos que se hacían en WC (esto mientras en el resto del gremio se hacen sin problemas, sin que la Verde ni la Bordó muevan un dedo). El día anterior a la represión Morvillo paró totalmente y la patronal salió a amenazar con “bajar la persiana”.

Según la Bordó-PTS "no es suficiente". Nótese que primero acusan de que no hay medidas y luego sostienen que no son suficientes. La mentira no resiste ni la extensión de un párrafo.

Dos concepciones

Mientras la Naranja, y en particular Morvillo, se moviliza, desarrolla una política de conjunto, realiza acciones concretas de solidaridad con WC (lo decimos otra vez: paramos sistemáticamente sus trabajos, cuando todo el gremio los carnerea a la vista), lucha en el plenario de delegados por el paro del gremio, acompaña las medidas que se votan allí, la Bordó se atraganta con “que pare Morvillo” y con las puteadas posteriores: impotencia, postración ante la burocracia y divisionismo.

Un dato revelador: la campaña de infamias del PTS es replicada en el sitio InfoNews y en Tiempo Argentino, ambos del vaciador de Poligráfica del Plata, el ultra K Spolski, que se vale de este faccionalismo para atacar a quienes apoyamos con más energía la lucha por la continuidad del taller.

Reafirmamos nuestro empeño en movilizar al gremio, contra el cierre de Poligráfica y WC, contra el concurso de Morvillo y Zannilello, por la expropiación de la ex Donnelley, por el salario y por todas las reivindicaciones.

Sebastián Rodríguez,

CI de Morvillo

lunes, 8 de junio de 2015

PRONUNCIAMIENTO DE AGR

Bs As, 8 de junio de 2015

Los gráficos de AGR-Clarin adherimos en forma activa al Paro General

Los trabajadores de AGR-Clarín votamos por abrumadora mayoría adherir al Paro General, contra el impuesto al salario, los topes paritarios y el ajuste, superando la subordinación de los Caló de nuestro sindicato con el gobierno de turno y reivindicando el triunfo del Sindicato Aceitero contra la política de ajuste del gobierno y las patronales.

Llegamos a este paro tras haber obtenido una reciente conquista en nuestra lucha fabril (con paros y quites de colaboración) por superar la limitada paritaria firmada por el sindicato gráfico, obteniendo adicionales en materia de antigüedad, categorías y bonos de fin de año y de ayuda escolar.

El paro en nuestra fábrica se iniciará a las 23hs del día de hoy en el que no ingresará a trabajar el Turno Noche.

A diferencia de los Barrionuevo, Moyano o Micheli, votamos hacer activo el paro en consonancia con lo resuleto en el plenario del SUTNA San Fernando, lo cual fue informado en las asambleas.

En ese sentido convocamos a todos los gráficos y trabajadores de la zona sur de la Ciudad de Bs As y del Gran Bs As a sumarse a las 5:30 am al corte en Puente Pueyrredón donde con las banderas de la Lista Naranja Graficos y la Coordinadora Sindical Clasista, nos juntaremos con los gráficos de Morvillo, Ipesa y otros talleres, otros trabajadores y decenas de organizaciones para luego movilizarnos en caravana de autos y micros al Obelisco (donde la cita es a las 10 de la mañana), para de allí partir a pie al Ministerio de la tercerización, el trabajo precario y el ajuste, es decir al Ministerio de Trabajo.

Para que el Paro General se sienta en la calle, a pesar de los ajustadores de hoy y de mañana y de sus representantes en el movimiento obrero.

Comisión Interna AGR-Clarín

lunes, 1 de junio de 2015

Comunicado de la Lista Naranja Gráfica

Scioli y Zúccaro en Impresores

LOS AJUSTADORES CON LA PATRONAL
El gobernador de la Provincia de Buenos Aires, acompañado por el intendente local (ahora ex massista) y por el dirigente de la cámara gráfica y de la UIA Juan Carlos Sacco, eligió para el final de su visita a Pilar un establecimiento que constituye un símbolo de la explotación laboral y el atropello contra los derechos de los trabajadores: la gráfica Impresores, ubicada en el Parque Industrial.
Desde que se instaló en el Parque, hace más de diez años, Impresores funciona con un régimen laboral “de puertas giratorias”, permanentemente expulsan y reemplazan operarios, obstruyendo así la organización e imponiendo todo tipo de arbitrariedades.
En el 2013 una lista sindical ligada a nuestra Agrupación Naranja ganó la comisión interna y libró una lucha enorme para cambiar esta situación. Pero la patronal, apoyada por el Ministerio de Trabajo provincial y la subsecretaría de Pilar, por la Justicia y por la policía desató una brutal persecución contra los delegados y los trabajadores, logró derrotar ese proceso.
La visita de Scioli no fue para denunciar las prácticas antisindicales de los hermanos Marcelo y Pablo Recio, dueños de la empresa, si no para otorgarles el beneficio del Regimen de Promoción Industrial de la ley 13.563, que los exime impuestos y les concede descuentos en servicios y comunicaciones.
La Lista Naranja Grafica repudia la candidatura presidencial de Scioli, que ajusta con tarifazos a la población mientras premia a las patronales responsables de la crisis, que manda su policía para quebrar las luchas - como antes lo hizo con Impresores y ahora mismo lo hace con otra gráfica, WorldColor, también ubicada en Parque Industrial de Pilar, que enfrenta un cierre inminente -.
El enrolamiento “ultra k” de la dirección ongarista del sindicato gráfico es incompatible con la defensa de los intereses obreros.
Llamamos a todos los gráficos a votar al Partido Obrero en el Frente de Izquierda en las próximas elecciones para reforzar una alternativa de los trabajadores.
LISTA NARANJA GRÁFICA
01/06/15

El plenario de delegados votó un plan de lucha

Tras la represión sufrida por los despedidos de WorldColor y delegados de Morvillo, y restando horas apenas para el vencimiento de la conciliación obligatoria, se realizó un plenario de delegados para discutir las acciones del gremio ante el cierre de la planta de Pilar.

Esto ocurre en el marco de un ajuste en regla en la industria gráfica, con paritarias a la baja, cierre de fábricas y despidos por doquier.

El plenario resolvió movilizarse a la Cámara de Comercio Norteamericana primero y al Ministerio de Trabajo después, en el horario de la audiencia. Además de realizar asambleas en los lugares de trabajo para informar sobre el conflicto y “evaluar” la posibilidad de un paro general.

La Naranja propuso, en moción unificada con la Bordó, que la movilización sea con cese de tareas para que pueda participar toda la base del gremio (y no solo los delegados como se resolvió por mayoría); además mocionamos que el plenario vote el paro general en caso de concretarse el cierre y un apoyo a la decisión de los trabajadores de ocupar la planta.

En nuestra intervención destacamos la posición inquebrantable de Morvillo, AGR-Clarín e Ipesa, de negarse a imprimir los trabajos de WC, pese a las presiones de sus patronales. Denunciamos que esos trabajos se hacen en otros talleres (un aspecto decisivo del conflicto) como Arcángel Maggio, sin una respuesta del sindicato para impedirlo.

Un paso adelante

Hay que señalar, que más allá de todos los límites que tiene la resolución del plenario, significa un avance, sobre todo de los sectores combativos. Hace años (décadas en realidad) que no hay ninguna reacción de gremio frente a un conflicto.

La movilización de casi 400 compañeros a las puertas del sindicato, impulsada por la Naranja en reclamo de un plenario de delegados para discutir un plan de lucha y el paro fue una orientación precisa de nuestra agrupación. La tarea ahora es desarrollar esta línea hasta el final; transformar este embrionario plan de lucha en una verdadera herramienta para enfrentar el ajuste del gobierno y las patronales.

La Naranja y los debates que cruzan al gremio

La resolución del plenario y las tareas que se desprenden ponen en evidencia la justeza de los planteos de la Naranja frente al método para enfrentar el ajuste: la lucha de gremio. La Bordó planteó desde un primer momento que para enfrentar el cierre de la planta de Pilar había que ir al paro por tiempo indeterminado en Morvillo, lo que rechazamos; al margen de una acción general eso solo arrastraría a otros al abismo sin modificar en nada la situación de WC.

Con la misma lógica, los compañeros de WC desestimaron la propuesta del gremio de solicitar que el Ministerio aplique de oficio un Procedimiento Preventivo de Crisis (lo que habilitaría nuevas instancias de conciliación). El argumento correcto es que sin un plan de lucha general semejante maniobra no tendría ningún efecto o incluso sería contraproducente conociendo la capacidad de fraguar cualquier prueba de las patronales y su connivencia con los funcionarios.

El otro debate que atravesó el plenario, que no es nuevo (ya se planteó cuando el cierre de Donnelley), gira en torno a la idea - compartida por la Verde y la Bordó - de que estamos frente a un ataque de los “buitres” extranjeros. Se intenta desconocer la realidad: el cierre de Poligráfica de Plata por parte del “ultra K” Spolski, el brutal ajuste en Zanniello, en Impresores, en Vulcano, en Imprefin… Todos ellos bien nacionales. Lo mismo que el nuevo Código Civil – de inspiración Nac&Pop – cuya entrada en vigencia podría liquidar miles de puestos de trabajo de un plumazo (por la sustitución de comprobantes impresos

por electrónicos).

La consigna "patria o buitres" pretende ocultar que en el marco de una recesión económica que lleva casi dos años, el ajuste es el intento de las patronales (nacionales y extranjeras) y el gobierno de descargar la crisis sobre la espalda de los trabajadores.

Un delegado “del palo” de la directiva ejemplificó el papel de las empresas imperialistas con Lear. Pero ¿acaso en Lear la clave de la derrota no fue la combinación de las manejos de la patronal con la infantería de Scioli y Berni? ¡Acaso no es la mismo que volvió a actuar está vez contra los despedidos por la multinacional "buitre" QuadGraphics?

Las tareas

Con estos debates saldremos a recorrer el gremio, en la perspectiva de oponer al ajuste un plan de lucha que incluya un paro general. Necesitamos dar una respuesta contundente frente a semejante ataque de las patronales.

Llamamos a la agrupación Bordó a abandonar su línea de provocaciones contra la Naranja y especialmente contra los trabajadores de Morvillo y su comisión interna. Llamamos también a los trabajadores de WC y a todos los gráficos honestos y luchadores a unificar los esfuerzos en el camino de imponer un plan de lucha y el paro de gremio. Por WC, por Poligráfica, por Madygráf y por todos los talleres en conflicto.

M. Bravetti- P. Viñas - S. Rodríguez

viernes, 29 de mayo de 2015

El Pts profundiza sus falsedades y provocaciones



El PTS acaba de publicar una nota (ver ID 28/05) que es una verdadera “cloaca” contra La Naranja y el PO. Si bien la presenta como una respuesta al artículo de la Naranja La política suicida” y “criminal” de la Bordó-PTS (PO 1.364) no solo no responde la cuestión de fondo, sino que ratifica lo que allí denunciamos.
Su único aporte a la clarificación del debate es que revela la autoría intelectual de la repudiable campaña de provocaciones y falsedades que desde hace dos meses (léase bien: dos meses) llevan adelante contra La Naranja Gráfica y particularmente contra los trabajadores de Morvillo.
Agrega, además, nuevas mentiras y provocaciones.
Donnelley-WC: la adaptación al discurso K
En un escrito de más de 16 mil espacios nada contesta el PTS sobre su adaptación al ongarismo y al gobierno. Tal como hizo en el conflicto de Donnelley la consigna "Patria o Buitres" eliminó de un plumazo la denuncia a la burocracia y al gobierno.
Por ejemplo, en un mamarracho político, denuncian a título personal a la fiscal que ordenó el desalojo. Para el PTS se trata de una fiscal que "resultó ser bastante fascistoide". Aparentemente nada tiene que ver la infantería Scioli, el candidato del gobierno, justamente quien acaba de ser reconocido en la cena de la UIA por Sacco, representante de la cámara gráfica en la entidad, como “el próximo ajustador”.
El PTS acusa a la Naranja de llevar adelante la "política canalla de no haber realizado ninguna medida seria de lucha". Atacando a los trabajadores que en AGR, Ipesa y Morvillo que pararon decenas de trabajos de Worldcolor enfrentando los intentos y presiones patronales, que se acrecentaban por la completa parálisis del sindicato y la Bordó frente el hecho de que varios talleres vienen realizándolos sin mayores problemas.
En lugar de preparar al taller contra la patronal, el gobierno y la burocracia, busca enfrentar a los trabajadores de Worldcolor con los máximos aliados de esta lucha y quienes más han hecho por su conflicto en el gremio, lejos. Los trabajadores que vienen parando la impresión de decenas de millones (si, decenas de millones de pliegos) que luego se imprimen como si nada por otro lado, y que deben soportar que se los acuse de “no hacer ninguna medida seria” (¡!) o incluso de “patronales” por no aceptar ir, una fábrica sola, al paro indeterminado por solidaridad.
Mientras tanto el PTS no responde por qué rechazaron - tanto ahora con WC como antes con Donnelley- todas las acciones en común que les propusimos! Es más, en un extremo del ridículo justifican haber marchado por separado al sindicato.
El artículo que propusimos para el debate enumera una por una las acciones que desestimaron en pos de "ser orgánicos", o sea, mantener su alianza con la directiva del sindicato. Pregunta el PTS: "¿qué tienen que hacer los trabajadores mientras tanto?" (en referencia a esa ausencia de un plan de lucha de gremio que nunca denuncian). Primero desenvolver una campaña, una agitación, en la base del gremio para superar esa falta. No lo hicieron. Y luego bloquear los talleres que imprimen sus trabajos. ¡La Naranja les propuso hacerlo en común! Y nunca respondieron. Pero, insólitamente reclaman que eso lo haga nuestra agrupación sola.
La trampa del PTS
El PTS pretende seducir a los lectores distraídos o aquellos que no están empapados en el conflicto y presenta el bloqueo a la planta de Morvillo como una acción de lucha contra la patronal. Pero, en este caso, lo importante es lo que tratan de ocultar. El piquete en Avellaneda fue el episodio más álgido de toda una política de provocaciones, porque fue, sobre todo, una acción de extrema y sistemática hostilidad contra los trabajadores de Morvillo a quienes se reclamaba un paro por tiempo indeterminado en nombre de que ambas plantas pertenecen al mismo grupo
(QuadGráphics). Cuándo en este taller paró reiteradamente los intentos de imprimir producción de Pilar. Y ese rechazo fue objeto de enormes tensiones con la patronal.
En la nota, el PTS pretende torpemente enmascarar que junto a la directiva del sindicato, firmaron en las actas ministeriales que en Morvillo se imprimen trabajos de WC. Pega una voltereta en el aire y cae mal parado. El artículo dice que WC "está desviando los trabajos a otros talleres a través de la firma Morvillo". Mientras en las actas del ministerio declaran que "la empresa deriva trabajos afuera, en su gran mayoría los ha derivado a Morvillo, empresa del mismo grupo". En la nota de ID dicen sin embargo que “nos limitamos a no hacer sus trabajos”. Mentira sobre mentira. Así construye sus provocaciones el PTS.
Otra falsedad repudiable es negar que la interna de Morvillo paró la planta cuando comenzaron los aprestos represivos, el día anterior al desalojo (las máquinas que aún seguían con produciendo y otros sectores como Mantenimiento) y le planteó a la patronal que haga retirar a la policía. La decisión de parar, intensificó las disputas internas contra los delegados que, repetimos, tuvieron una conducta ejemplar saliendo a enfrentar la represión. Los trabajadores de Morvillo también pararon y se movilizaron masivamente en una gran columna de 400 obreros a la puerta del sindicato por la paritaria y ante la convocatoria de acreedores que recae sobre ambos talleres, allí arrancamos el compromiso del plenario de delegados y de una movilización del gremio. La Bordó rechazó nuestra propuesta de movilización común y citó otra movilización… al otro día!
Tras el paro ante la represión, el propio Anselmo Morvillo forzó una reunión con todo el personal (sin la interna, que la rechazó) para amenazar que “iba bajar la persiana también acá” si seguían negándose a trabajar. Mientras tanto, los delegados reprimidos afuera, recibieron insultos y hasta amenazas desde las filas de la Bordó.
Las infamias como método
El método del engaño como construcción política tiene poco vuelo. El PTS en un exabrupto político justifica la campaña en las redes sociales de falsedades y ataques a los trabajadores de Morvillo, achacables – dice la nota - “a la bronca y la impotencia de las trabajadoras y trabajadores de Worldcolor”. “Nosotros no compartimos MUCHAS VECES el contenido de algunos comentarios… de algunas/os compañeros activistas… PERO entendemos que son producto de su indignación y falta de experiencia política”. Esos “comentarios” como los llama el PTS son en realidad una furibunda sarta de ataques que llegan al extremo de decir que la interna arregló la represión con la policía. Y esto es suscripto y festejado por militantes del PTS.
En cambio, la comisión interna de Morvillo invirtió horas y dedicó asambleas enteras a explicar pacientemente a sus compañeros que la respuesta violenta a las provocaciones no era el camino y nunca cayo en las provocaciones. Una diferencia abismal entre el clasismo y una secta intrigante.
La nota de LID tiene, como no podía ser de otro modo, un largo párrafo dedicado a Néstor Pitrola, a quién se acusa de no haberse acercado a Pilar o a algunas de las acciones que se hicieron. Pero cómo ya explicamos la hostilidad vienen de lejos. En la primera audiencia en el Ministerio, por ejemplo, La Naranja acompañó con una importante columna y al finalizar nos recriminaron ¡no haber estado antes en Callao y Corrientes! Un verdadero despropósito.
Y lo que finalmente motivó la respuesta, que el PTS critica, es que luego de haberse expuesto a la represión junto con los trabajadores de WC (todavía hoy, uno de los delegados de Morvillo intenta reponerse de las quemaduras por el gas), cuándo por esa actitud clasista de la interna, la patronal y un grupo de opositores salieron “a matarlos”, la campaña de infamias lejos de ceder se acrecentó.
La bronca que recorre a la planta de Avellaneda tras las provocaciones y hostilidades es muy grande. La consigna acicateada por la interna de WC y la Bordó-PTS
en la puerta: "cierra WC y cerramos Morvillo" generó genuinamente un repudio masivo de parte de los trabajadores de Avellaneda.
Como señalamos antes, en WC, el PTS-Bordó repite la línea de adaptación a la burocracia seguida en el conflicto de la ex Donnelley. Por eso desechó toda acción general, de cara al gremio y al gobierno. El artículo de LID lo confirma plenamente: en 16 mil espacios vuelven a omitir toda crítica a la ausencia de parte del ongarismo de una iniciativa general y al Ministerio de Tomada, el socio de los asesinos de Mariano Ferreyra, que solo maniobra para permitir despidos y arreglos sin mover un dedo para garantizar la continuidad de la empresa.
Las calumnias son funcionales a esta política.
Hay que redoblar los esfuerzos para impulsar al gremio a la lucha contra los despidos y los cierres; por la continuidad de WC y todos los puestos de trabajo, por la reapertura de Poligráfica y la expropiación de la ex Donnelley (hoy MadyGráf).

Miguel Bravetti. Pablo Viñas. Sebastián Rodriguez

martes, 26 de mayo de 2015

Worldcolor:


La política “suicida” y “criminal” de la Bordó-PTS
Mientras se realizaba una audiencia en el Ministerio de Trabajo – en la que la patronal ratificó el despido de los 280 trabajadores - la infantería desalojó violentamente el piquete que un grupo de trabajadores de WorldColor mantenían frente a la planta de Morvillo.
Los delegados de Morvillo, fieles a los principios de clase, pararon la planta desde que se desplegó el dispositivo policial el día anterior, salieron luego a enfrentar el desalojo y terminaron, todos ellos, con lesiones. La asamblea repudió la represión y ratificó la exigencia al sindicato de que lance un plan de lucha del gremio.
Miopía
Hace tiempo advertimos a la interna de WC sobre los rumores de cierre, coincidentes con varios indicios como la falta de inversión y el desvío de producción.
En marzo la patronal no pagó los salarios, lo que motivó un paro; en solidaridad los compañeros de Morvillo frenaron trabajos de Pilar. Sin embargo nuestros llamados a prepararse para un ataque mayor fueron desestimados con el argumento de que “eran solo maniobras para embarrar la paritaria”. El boletín de febrero de La Naranja, en cambio, difundió al conjunto del gremio la posibilidad de un conflicto importante en WC.
Claudicaron a la burocracia
Ante nuestra insistencia se realizó una reunión para discutir una acción común, que fracasó, porque la Bordó puso como condición oponer al vaciamiento de WC la huelga en Morvillo; algo que nosotros rechazamos.
Semejante política es “suicida”, porque la única chance de revertir el cierre es la lucha general del gremio contra el ajuste generalizado que se está ejecutando, y “criminal” porque el paro en Avellaneda, bajo estas condiciones y aislado de cualquier plan de conjunto, solo conduciría a una derrota segura también a Morvillo.
Como consecuencia, dieron la espalda a la masiva movilización de cerca de 400 gráficos al sindicato, impulsada por La Naranja, en reclamo de un plan de lucha.
En el plenario de delegados que se hizo posteriormente nuestro planteo fue 1) que el sindicato garantice que nadie imprima los trabajos de WC y 2) un paro con movilización a la Faiga y al Ministerio, apuntando a la responsabilidad política del gobierno en asegurar la continuidad.
En contraste la Bordó se limitó a defenderse tímidamente de los ataques de la Directiva que le reclamó “ser orgánica" (¡!). La respuesta que dieron fue invitar al Secretario de Organización a una asamblea en la planta al día siguiente para discutir el conflicto.
Una política de conjunto
El día del cierre de la planta, la asamblea general de Morvillo votó nuevamente reclamar al gremio un paro y plan de lucha. Una delegación llevó esa noche la moción a Pilar. Nunca recibimos respuesta.
Tampoco al planteo de bloquear en conjunto los talleres en donde se siguieron haciendo y se hacen trabajos de WC (Maggio, Casano, etc.). Los únicos que rechazaron sistemáticamente este “carnereaje” son aquellos cuyas internas perteneces a La Naranja: AGR-Clarín e Ipesa y desde ya Morvillo.
Lejos de resaltar esta conducta clasista, la interna de WC junto a la burocracia, manifestaron en las actas de las audiencias que sus trabajos se desvían hacia Morvillo; una falsedad absoluta, funcional a la burocracia, que además fue acicateada desde el comienzo por el PTS a través del sitio virtual "Izquierda Diario".
La Naranja convocó a la interna de WC a participar de la movilización que impulsamos junto a los trabajadores de Prensa, al Ministerio de Trabajo por la crisis de la industria editorial.
En síntesis: confirmando la línea de adaptación a la burocracia seguida en el conflicto de la ex Donnelley, la Bordó-PTS desechó toda acción general, de cara al gremio y al gobierno, y cualquier iniciativa que no encaje en el enfoque “anti-buitres”, compartido con el ongarismo. Su estrechez de perspectivas queda patentizada en que no hubo una sola publicación de la Bordó para el resto del gremio, difundiendo al menos, el conflicto. Ante la parálisis inevitable a que conduce esta orientación (de la cual es bien consciente la burocracia) su único planteo se reduce a machacar con “que pare Morvillo”.
Hay que redoblar los esfuerzos para impulsar al gremio a la lucha contra los despidos y los cierres.

Miguel Bravetti- Pablo Viñas- Sebastián Rodríguez



Tras la represión, un salto en las provocaciones
Tras la represión, la Bordó-PTS salió a inundar las redes sociales acusando a los trabajadores de Morvillo - y en especial a su comisión interna - de ser “cómplices” de la patronal. ¡Llegan al extremo de decir que el operativo de desalojo fue combinado con los delegados de Morvillo y que las heridas que recibieron enfrentando a la policía son parte de una simulación!
Más allá de la confusión o la desesperación que pueda reinar en la base estamos sin dudas ante un caso de descomposición política aguda de una dirección. La sarta de mentiras y calumnias que ha hecho rodar “por lo bajo” es propia de una secta en avanzado estado de podredumbre.
Su seguidismo a la burocracia dejó a la Bordó atada de pies y manos; incapaz de reclamarle al gobierno - que terminó reprimiéndola- e incapaz de denunciar a la Verde - que dejó correr el carnereaje y se negó sistemáticamente a discutir un plan de lucha del gremio- buscan ocultar su impotencia atacando a los trabajadores que más solidarios fueron con el conflicto de WC.

Miguel Bravetti- Pablo Viñas- Sebastián Rodríguez

jueves, 21 de mayo de 2015

Comunicado de prensa

Reprimen a trabajadores de WorldColor y Morvillo 

Mientras se realizaba una audiencia en el Ministerio de Trabajo de nación por el cierre de su planta, una numerosa fuerza represiva del GAP desalojó violentamente el piquete que los trabajadores de World Color mantenían frente a la planta de Morvillo, desde ayer. 
Ante la ratificación del cierre por parte de la patronal, dejando en la calle a 280 familias, la orientación de la comisión interna fue bloquear y reclamar el paro de Morvillo, rechazando las reiteradas propuestas de la Lista Naranja de movilizar en común para exigir a la directiva de la Federación Gráfica Bonaerense 1) que ningún taller realice la producción de WC (hoy se hace en MaggioCasano y otros) 2) el paro general en defensa de la continuidad de la empresa y por el cese de los despidos que están arrasando el gremio. 
La denuncia empresaria por el bloqueo motivó la intervención de una fiscalía y un enorme despliegue de fuerzas; frente a esto los trabajadores de Morvillo votaron el paro y la exigencia del retiro de la policía. Un gran ejemplo de conducta clasista que se confirmó cuando salieron a enfrentar el avance represivo junto a los trabajadores de WC. Varios delegados resultaron afectados por los gases y contusiones.  
Luego del desalojo la asamblea general de Morvillo resolvió insistir en la exigencia al sindicato de que convoque a una lucha de conjunto. 
¡Paro y movilización de todos los gráficos, al Ministerio de Trabajo y a la cámara empresaria, contra el cierre de World Color y contra los despidos! 

Lista Naranja Gráfica. 21/05/15 

Continúa el conflicto de World Color


Al filo del vencimiento de la conciliación obligatoria el conflicto sigue en fojas cero. La empresa no devolvió los trabajos y las máquinas continúan paralizadas.
En las sucesivas audiencias en el Ministerio de Trabajo la patronal ratificó su decisión de bajar las persianas. La alternativa que propone es ceder las instalaciones para que se constituya una cooperativa, pero solo con una fracción de los 280 trabajadores que recibieron el telegrama de despido.
El sindicato, fiel a su tradición, se limita a “acompañar hasta el cementerio”; rechazó cualquier planteo de movilizar al gremio y por supuesto de llamar a un paro para enfrentar este cierre, que es parte de la ofensiva general que ya se cobró más de mil puestos de trabajo gráfico.
Mientras en AGR y en Ipesa se impidió que se tomaran clientes de WC (exponiéndose a fuertes represalias) y en Morvillo incluso se frenaron dos trabajos que la patronal intentó meter mediante una maniobra, la producción se está imprimiendo en Maggio, Casano y otros talleres, sin que la directiva mueva un dedo, a pesar de la promesa de velar por que eso no ocurra.
Tergiversando la realidad, en las actas de las audiencias la “parte sindical”, es decir la burocracia y la interna de WC, sostiene que la producción se hace en Morvillo. Es parte de un operativo muy burdo para dividir y debilitar la lucha de WC, a cuyos delegados reclamaron a gritos en el último plenario “que en encuadren con el gremio”.
Este encuadramiento supone no chocar con el Ministerio, no denunciar la complicidad del Gobierno con la sangría industrial - que sería consecuencia  de la acción de “empresas extranjeras buitres” - y abandonar cualquier exigencia de una acción de conjunto.
La orientación que han adoptado los dirigentes de WC se adapta a la presión de la burocracia. Pese a nuestra insistencia rechazaron una movilización al sindicato para exigir la huelga y la organización de piquetes sobre los talleres a los que desvía su producción.
Reducir el problema al paro en Morvillo, como vienen haciendo, con el argumento de que se trata de la misma patronal (y digámoslo de paso, de forma harto provocadora) no solo es divisionista, es suicida.
La asamblea general de Morvillo exigió por escrito a la directiva que rectifique la acusación indirecta contenida en las actas del Ministerio; además de que “active los mecanismos necesarios para enfrentar el carnereaje de la lucha de Worldcolor” y “la inmediata convocatoria a un paro de gremio y plan de lucha para enfrentar el ajuste del gobierno y las patronales”.
La denuncia empresaria por el bloqueo motivó la intervención de una fiscalía y un enorme dispositivo represivo de tropas del GAP; frente a esto los trabajadores de Morvillo votaron el paro y la exigencia del retiro de la policía. Un gran ejemplo de conducta unitaria que una orientación rastrera de la burocracia impide aprovechar para encarar una situación muy delicada.
Miguel Bravetti

domingo, 3 de mayo de 2015

No al cierre de Worldcolor Plan de lucha y paro de gremio ya!



Quad-Graphics envió telegramas de despidos a los 285 trabajadores de Worldcolor declarando el "cierre total y definitivo de la planta" de Pilar.
El argumento que esgrime la patronal es "falta o disminución del trabajo no imputable a su empleador", o sea, encuadra los despidos en el artículo 247 de la LCT que implica el cobro de las indemnizaciones al 50 por ciento. Monto que además no estaría garantizado.
Los trabajadores respondieron con un corte total en los ingresos al parque industrial y le arrancaron la conciliación obligatoria al Ministerio de Trabajo. La patronal seguramente utilizará este tiempo para presionar sobre los compañeros apoyándose en la ausencia de trabajo en la planta. Para los trabajadores debe servir para reforzar la lucha, en primer lugar exigirle al sindicato un inmediato paro de gremio.
La crisis azota al gremio gráfico
El cierre de la planta no es un caso aislado, se da en el marco de una "masacre social" que sufre el gremio. Las patronales que la juntaron en pala durante la "década ganada" ahora pretenden descargar la crisis sobre los trabajadores.
Más de mil despidos en los últimos meses dan cuenta de esta cuadro alarmante: cierre de Donnelley, Vulcano, Poligráfica del Plata, ahora WC, el achique brutal en Zanniello, Imprefin, Cortiñas, Impresores. Y otros tantos si contamos los despidos hormigas que incluyen a la propia obra social, donde la directiva del sindicato actúa como la peor de las patronales. A esto hay que agregar los más de 6000 puestos de trabajo en riesgo a partir de agosto cuando entre en vigencia el nuevo Código Civil K, que obliga a suplantar comprobantes impresos por digitales.
Frente a este panorama la directiva no movió un dedo. Se limitó a colocar el punto en el temario del último plenario de delegados (no se tomó ninguna resolución) después que una masiva movilización convocada por la Naranja Gráfica le reclamara en las puertas del sindicato el paro y movilización contra el ajuste.
WC: la cooperativa no es una salida para los trabajadores
La patronal ofreció ceder  las máquinas y las instalaciones a los trabajadores por veinte años, con un alquiler simbólico, para que trabajen bajo la forma de cooperativa. Una variante que puede entenderse funcional a sus intereses en el marco de un plan de ajuste más general que involucra Morvillo. En el escenario proyectado se suprimirían las indemnizaciones, los costos salariales y cargas sociales del personal que quede trabajando, la responsabilidad en caso se enfermedad o accidentes, etc. Lo que ofrece a la patronal una posibilidad económicamente muy rentable para "tercerizar" determinados trabajos de su planta de Avellaneda.
Desde el punto de vista del trabajador, el cooperativismo ya demostró su inviabilidad como salida a la crisis social. Competir en el marco del capitalismo con las grandes empresas condena a la autoexplotación sin garantía salarial ni las condiciones mínimas de convenio. En el gremio gráfico sobran los ejemplos.
Movilicemos contra el ajuste
Como sucediera en el conflicto de Donnelley, desde la Naranja Gráfica garantizamos que ningún trabajo de WC se imprima en los talleres donde actuamos. Una actitud histórica que nos enorgullece. No obstante los trabajos siguen imprimiéndose en el resto del gremio sin que la Verde se inmute.
Una asamblea general de Morvillo, la otra planta de Quad-Graphics también concursada, votó una moción que luego una delegación de compañeros acompañados por la Naranja Gráfica, llevó hasta la planta de Pilar. La propuesta fue una movilización en común al sindicato para exigir un plan de lucha y el paro de gremio para enfrentar los despidos y la convocatoria de acreedores. Propuesta que fue muy bien recibida por los trabajadores de los turnos tarde y noche.
  Marchemos para decir no a los despidos, abajo la convocatoria de acreedores, abajo el ajuste en el gremio.

Sebastián Rodríguez
CI de Morvillo

sábado, 2 de mayo de 2015

El código Civil y la impostura del ongarismo


En el último plenario de delegados gráficos, además de la marcha de la paritaria, se abordó el punto de la situación del gremio.
Aunque en la apertura, el secretario adjunto Amicheti rechazó implícitamente la existencia de una crisis – se refirió a “algunos casos puntuales” - luego él mismo desarrolló una larga explicación sobre los alcances de la última reforma del Código Civil y Comercial (en la que se eliminó la obligatoriedad de emitir comprobantes impresos para una serie de actividades comerciales y administrativas).
El impacto de las nuevas formas de facturación sobre los puestos de trabajo es enorme; según una estimación de la cámara gráfica estarían en riesgo entre 150 y 200 mil empleos. Una multitud de pequeños talleres, que “viven” de la impresión de boletas y facturas, que ocupan a unos 6 mil gráficos; a esto hay que sumar miles de papeleros, trabajadores postales e imprenteros.
Haciendo punta, la Afip acaba de publicar una resolución por la que obliga a una gran cantidad de empresas y contribuyentes a reemplazar las tradicionales facturas de papel por facturas electrónicas.
El avance de los soportes digitales se siente muy fuerte también en la rama editorial, epicentro de una serie de despidos, cierres de plantas y concursos de acreedores: Donnelley, Vulcano, WorldColor, Morvillo, Zaniello, Poligráfica Del Plata (olímpicamente ignorada por el gremio), etc.
Si esto no es una crisis…
Lo más pérfido del informe fue sin embargo su crítica, apenas velada, a Néstor Pitrola, por haber omitido la denuncia a este aspecto del nuevo Código. “Ningún diputado se dio cuenta”; “y eso que algunos fueron gráficos” acotaba la claque desde atrás.
¡Qué caraduras, mamita!
Como respondieron los delegados de La Naranja, nuestra critica a la reforma del Código Civil fue integral, porque ampara la tercerización y viabiliza el fraude laboral, vulnera derechos laborales básicos como la indemnización integral en caso de accidente, ataca derechos de la mujer trabajadora como el aborto y la fertilización asistida; en fin, fue una reforma reaccionaria que ni se sometió al debate del Congreso, “aprobada con un tratamiento express que viene de un pacto político express entre la presidenta y el Vaticano” (Ver la intervención de Pitrola en la página Web del PO del 01/11/14).
Este engendro noventista y clerical fue impulsado y aprobado en soledad por el Frente para la Victoria, del que la directiva ongarista es un “soldado”. Solo fue combatido sin concesiones por la bancada del PO y en especial por Néstor Pitrola, diputado y congresal del gremio, que salvó el honor de los gráficos.
Miguel Bravetti  

miércoles, 22 de abril de 2015

GRAFICOS: ¡Ganemos las calles para enfrentar el ajuste!


La semana pasada, convocados por la Lista Naranja Gráfica, centenares de trabajadores nos movilizamos a las puertas del sindicato. Luego de una reunión con la directiva nos fuimos con el compromiso de que en los próximos días se convocaría al plenario de delegados por paritarias y la aceptación de incorporar un punto en el orden del día: una movilización de gremio por Morvillo, WorldColor (WC) y todos los talleres en conflicto.
La recesión económica se refleja en un derrumbe de la actividad gráfica, con epicentro en la rama editorial. A esto se le suma el riesgo directo de perder 6.000 puestos de trabajo (según cálculos del propio gremio) por la reforma del Código Civil que obliga a sustituir, en todas las dependencias del Estado, la papelería por la facturación digital. Todo esto en el marco de una profunda crisis por paritarias que recorre al movimiento obrero.

En este cuadro, la convocatoria al plenario y el planteo de una movilización del gremio -que no sale a las calles por algún taller hace décadas- constituye una orientación acertada de La Naranja para enfrentar de conjunto el ajuste del gobierno y las patronales.

La movilización

En Morvillo se interrumpieron las tareas al comienzo del turno tarde y participaron de la marcha más de 150 trabajadores de los tres turnos. Numerosa fue, también, la columna de AGR-Clarín. Además, se movilizaron Interpack y otros talleres. Lamentablemente, no participaron los compañeros de La Bordó, a quienes invitamos expresamente en una reunión previa y que sin explicación decidieron realizar una movida menor al día siguiente; una actitud divisionista que llamamos a revertir (ver PO N° 1.359).

En la entrevista con la directiva cuestionamos la ausencia de un debate colectivo frente a las paritarias. La Verde elevó, sin consultar a la base gráfica, un pedido del 35 por ciento en dos cuotas. Rechazamos el método y planteamos la necesidad de un 40 por ciento de aumento sin cuotas.

Cuestionamos la salida cooperativista como perspectiva frente a los cierres y despidos masivos. Planteamos, como alternativa, el reclamo al gobierno para que garantice los puestos de trabajo y las condiciones mínimas de convenio, con la producción de libros, manuales, etc. Que se ocupen todas las empresas que cierran y se declaren proveedoras privilegiadas del Estado.

La directiva nos adelantó que propondrá movilizar a la cámara de empresas norteamericanas. Una idea que se inscribe en la consigna "Patria o Buitres" y busca encuadrar nuestros conflictos en una lucha contra agresores externos. No sólo absuelve al gobierno de responsabilidades, sino que nos encolumna detrás de él. Semejante planteo deja afuera, por ejemplo, a los trabajadores de Poligráfica del Plata -del muy "nacional y popular" Szpolsky-, que vienen luchando denodadamente hace cuatro meses contra el cierre. La moción de la Naranja Gráfica será movilizar hacia la Faiga y el Ministerio de Trabajo, que son los verdaderos cómplices de los buitres de afuera y de adentro.

El plenario será también la oportunidad para votar la ocupación de la planta de WC en caso de que no se cobre el salario de abril y que ningún taller realice sus trabajos; algo que de todos modos deberemos garantizar en unidad con todo el activismo.

Morvillo, WC:
una "convocatoria"
contra los trabajadores

El juez de la causa solicitó al síndico que se pronuncie sobre la vigencia del Convenio Colectivo de Trabajo. Este planteo del juez cuestionando el convenio -que la ley, de acuerdo a la última reforma de 2011, garantiza- enciende las alarmas y merece una presentación legal inmediata, rechazando cualquier maniobra.

Cómo parte de esta batalla legal exigiremos la elección de un veedor por parte de los trabajadores en los términos que marca la ley.

Ganemos las calles

El plenario es una instancia importante para discutir cómo enfrentamos el ajuste. Desde La Naranja Gráfica priorizaremos garantizar la acción en común de todos los gráficos. Vamos al plenario con el siguiente planteo recogido en nuestras asambleas: 40 por ciento de aumento sin cuotas ni absorciones; 2 por ciento por antigüedad; ocupación de toda fábrica que cierre o despida; movilización a la Faiga y al Ministerio de Trabajo por Morvillo, WC y todos los talleres en lucha.

 Sebastián Rodriguez, Comision interna de Morvillo

viernes, 17 de abril de 2015

A RAIZ DE LA LUCHA DE WORLDCOLOR


Subordinación a la burocracia y provocaciones, como única política

Ante la inminencia de un salto en el conflicto en WorldColor (WC), el PTS -una vez más- se despacha con una serie de recriminaciones y ataques contra La Naranja Gráfica (ver LVO 597), tergiversando el debate pero, sobre todo, revelando una orientación claudicante frente a la burocracia sindical; es decir, suicida. Repite rigurosamente el esquema que siguió en el conflicto de la ex Donnelley.

Donnelley

Durante todo el conflicto, el PTS evitó cualquier crítica al ongarismo y al gobierno. Se opuso a toda acción en común con La Naranja. Rechazó sacar una declaración conjunta y nuestra propuesta de parar en simultáneo en caso de producirse sanciones o despidos en nuestras fábricas por frenar los trabajos de Donnelley. Todo esto para cobijarse bajo el ala de la burocracia y la consigna K "patria o buitres". Ahora repite calcado el mismo recurso frente a la amenaza de cierre de WC.

Miopía política y sectarismo

En la reunión de ambas agrupaciones -realizada en estos días a instancias de La Naranja, para impulsar una acción de conjunto-, la Bordó ratificó su posición frente a la convocatoria de acreedores y a los fuertes rumores del cierre de la planta de Pilar: "es un ataque de los buitres". Y rechazó otra vez una campaña común en todo el gremio por un plenario de delegados para votar un plan de lucha por WC, por todos los talleres en conflicto y por la paritaria.

Aclaremos que desde La Naranja venimos señalando la gravedad de la situación de WC desde hace un tiempo largo, contra la posición de la Bordó, que consideró los atrasos salariales como una simple maniobra para desalentar los reclamos paritarios. En su artículo reconocen que su miopía se curó con un "baño de realidad", al enterarse de los términos de la convocatoria.

La Bordó no aceptó debatir nada que tuviera que ver con una lucha por movilizar al gremio y se limitó a "exigir" el paro en Morvillo, como estrategia para derrotar el cierre de WC, con el argumento de que "es una misma patronal". Nuestra postura histórica es que no hacemos ningún trabajo de talleres con medidas de fuerza. En solidaridad con Donnelley paramos varias veces nuestros talleres, mientras allí no se paró ni media hora ni se encaró una lucha en regla para que los que responden a la Verde -como las cooperativas- dejen de tomar sus trabajos.

La solidaridad con todos los conflictos es una norma de La Naranja (que contrasta con la actitud de los delegados de WC: jamás aparecieron por Interpack en 16 días de paro).

Pero es muy claro que la derrota del plan de las patronales no puede reducirse a dos plantas. Plantear esto es de una miopía absoluta o de una mala leche incurable. Y para colmo, el PTS en sus notas, da vuelta lo que ocurrió, se arroga haber hecho una propuesta que no sólo provino de La Naranja, sino que además el PTS rechazó.

Antecedentes inmediatos

En Morvillo se frenaron trabajos de WC en el último paro y en los anteriores. Las internas se comunicaron permanentemente para seguir el tema. Por eso, el piquete de trabajadores de WC frente a la planta de Avellaneda, increpando a los trabajadores e insistiendo en que había que parar, fue una provocación inadmisible.

Ya se ha hecho una costumbre de la Bordó hacer escándalos en las fábricas que se solidarizan con los conflictos -dirigidas por la Naranja, digamos de paso-, pero ni aparecer por las cooperativas de la burocracia o por talleres dirigidos por la Verde. Ni hablemos de movilizarse al sindicato para reclamar el plenario de delegados.

Ahora parece que, tomando el planteo de La Naranja (que fue explicado con detalle en la reunión mencionada y una semana antes por los delegados de Morvillo a todos los trabajadores de WC), resolvieron salir a la calle ¡pero no el 15 junto a La Naranja, como les propusimos, sino un día después! Además de absurda, mentirosa y divisionista, esta conducta es, repetimos, suicida.
La lucha WC debe despojarse de actitudes faccionalistas para salir victoriosa. Se necesita un plenario de delegados y un plan de lucha para enfrentar el ajuste. Contra el cierre y los despidos que recorren el gremio, así como por un 40 por ciento de aumento en paritarias. Con este planteo fuimos al sindicato el 15.

Sebastian Rodríguez, secretario general de la comisión interna de Morvillo

GRAN MOVILIZACIÓN GRÁFICA AL SINDICATO


Por un plan de lucha y 40% de aumento

Una gran movilización de centenares de trabajadores pintaron de azul con sus mamelucos a Paseo Colón en la tarde del miércoles.
Con columnas masivas de Morvillo y AGR-Clarín y la presencia de compañeros de otras numerosas graficas, destacándose entre ellos Interpack, que viene de protagonizar un duro conflicto contra la intransigencia patronal, los trabajadores gráficos hicimos sentir nuestros reclamos ante un gremio que no da respuesta.
No fueron de la partida, a pesar de haber sido convocados, los compañeros de Worldcolor y la Bordó, con quienes insistiremos en proponerles, como al conjunto del gremio, una acción común.
Mientras la ruidosa manifestación hacía escuchar sus cánticos y redoblantes en la puerta, un grupo de delegados ingresó -en representación de la movilización- a entrevistarse con la directiva del sindicato.
Allí se planteó la necesidad de una respuesta de conjunto ante las numerosas empresas en crisis y las maniobras de las patronales (Buitres y también “nacionales y populares” como el Grupo Szpolski) que buscan descargar sobre los trabajadores situaciones de crisis, o aprovechan el contexto para intentar avanzar contra condiciones y puestos de trabajo.
En la reunión se habló en particular de la convocatoria de acreedores que afecta a Morvillo y Worldcolor, pero también la de Zanniello, el conflicto de Interpack, el cierre de Vulcano, el reclamo de expropiación de Madygraf, planteamos la necesidad de pelear contra la consumación de los vaciamientos patronales, el limite de la salida cooperativista y el correspondiente reclamo al estado para que sostenga las fuentes de trabajo, se colocó la lucha de Poligráfica del Plata contra el vaciamiento del grupo Garfunkel-Szpolski, o la situación de las empresas de formularios continuos amenazadas por una reforma que plantea la facturación digital. También se discutió la situación de AGR, donde el Grupo Clarín está montando a mediano plazo un cuadro de “crisis” con numerosas deudas, mientras el taller tiene trabajo sostenido. Reclamamos que el sindicato no podía dormir la siesta en este cuadro y la necesidad imperiosa de una respuesta de conjunto.
Respecto de las paritarias rechazamos que el sindicato esté discutiendo paritarias sin haber realizado un plenario de delegados que defina un reclamo, ni asambleas de fábrica que lo impulsen, además de considerar absolutamente insuficiente el pedido del 35%, expresamos el mandato de nuestras asambleas por un 40% de aumento y duplicación de la antigüedad.
La directiva se comprometió a convocar un plenario de delegados para la semana entrante, para discutir las paritarias y como un punto en particular, agregar en la orden del día la situación de Morvillo, Worldcolor y los talleres en crisis y la puesta a consideración de una movilización del gremio.
Como dijo el delegado de Morvillo que cerró la jornada frente a la numerosa manifestación, no podría ser mejor el inicio de esta lucha que recién comienza.

Lista Naranja Gráfica 15-04-15


miércoles, 15 de abril de 2015

La Lista Naranja convoca a los gráficos a movilizarse


15 de abril, las 15 horas, desde Paseo Colón y Av. Belgrano hasta la sede del sindicato

El cuadro de la industria gráfica es alarmante. Al cierre de Vulcano, Donnelley y  Poligráfica del Plata  - del empresario vaciador amigo del gobierno, Spolszki - se suma ahora la convocatoria de acreedores en Morvillo, Worldcolor y Zaniello y algunos conflictos muy duros, como el de Interpack, contra los planes de flexibilización de las patronales.
Es necesario un plan de lucha de todo el gremio para frenar esta ofensiva empresaria, que cuenta con la complicidad oficial (ni el Ministerio de Nación ni el de la Provincia de Bs. As. han hecho nada contra estos atropellos, pese a las numerosas denuncias).
En este escenario se inscribe la negociación paritaria, que será otro campo de choque contra las patronales que quieren descargar su crisis sobre nuestras espaldas.
La Lista Naranja Gráfica convoca a todos los talleres en lucha y a todos los gráficos a movilizarnos hoy, miércoles 15 de abril a las 15 horas, desde Av. Belgrano y Paseo Colón a la sede de la Federación Gráfica Bonaerense para reclamarle a la directiva que convoque al plenario de delegados por:
1) Un plan de lucha para frenar los cierres y despidos.
2) Un 40 por ciento de aumento paritario, sin cuotas. Por la abolición del impuesto al salario.
3) La ocupación de toda fábrica que cierre.
4) Exigir la apertura de todos los libros de las empresas en convocatoria de acreedores o que se declaren en crisis.

LISTA NARANJA GRÁFICA
Miguel Bravetti (Interpack): 15 6112 7942.
Pablo Viñas (AGR-Clarín): 15 5653 9481
Sebastián Rodríguez (Morvillo): 15 6415 4997

miércoles, 8 de abril de 2015

El 15 de abril, a las 15 horas


Nos movilizamos por nuestras reivindicaciones

La industria gráfica creció 5,5 puntos por arriba del promedio de toda la industria durante la primera década del kirchnerismo, en base a salarios de miseria y una brutal precarización. Hablando en criollo: las patronales gráficas “la juntaron en pala”.
Un gran aporte a esta realidad lo hizo la directiva del sindicato que aceptó sin chistar, año tras año, los topes paritarios del gobierno.
Hoy pretenden descargar los costos de la recesión económica sobre nuestras espaldas, con despidos, suspensiones y cierres. La directiva del sindicato hasta ahora no movió un dedo contra este ajuste, incluso dio la espalda al enorme pronunciamiento que significó el paro del 31 de marzo, como si los gráficos no tuviéramos sobradas razones para ir a la huelga.
La crisis en el gremio
El cuadro es alarmante. Al cierre de Vulcano, Poligráfica del Plata, Donnelley y antes los despidos en Cortiñas o Impresores se suma ahora la convocatoria de acreedores en Morvillo, Worldcolor y Zaniello. Debemos agregar los centenares de despidos y “retiros voluntarios”. Hubo más de cien desvinculaciones en la mencionada Worldcolor.
Es falso, como pretenden señalar los ultraoficialista de la Verde que estamos frente a un ataque de las “multinacionales buitres” (enfoque en el que coinciden los compañeros de la Lista Bordó). Esa es una línea de subordinación política al gobierno.
El mismo gobierno cómplice del cierre de Donnelley que ahora opera contra la expropiación de la fábrica. El gobierno que extiende la ley de blanqueo de capitales, para beneficiar a los lavadores de dinero eximiéndolos de todo tipo de impuesto, mientras confisca a los trabajadores aplicando el impuesto a los salarios. Los buitres están afuera pero tambien adentro.
Alcanza con señalar el ejemplo de Poligráfica del Plata: su vaciador Spolski - aliado incondicional de los K- no dudó en dejar más de 60 familias en la calle y sin un peso.
¡Para enfrentar el ajuste es necesario romper los lazos con la política antiobrera del gobierno!
Plan de lucha
Es imperiosa la convocatoria al plenario de delegados para discutir un plan de lucha de conjunto frente a la ofensiva de las patronales y el gobierno. La próxima paritaria se inscribe en este escenario: la defensa del salario es parte esencial de esta lucha. Pero el plenario tiene que ser ahora, para resolver cómo encarar la negociación, no cuando todo esté cocinado.
Ahora, para votar un reclamo que no puede ser inferior al 40%, sin cuotas ni absorciones, como impulsaron en sus asambleas los trabajadores de AGR-Clarín, Morvillo e Interpack.
La Lista Naranja Gráfica convoca a todos los talleres en lucha y a todos los gráficos a movilizarnos - el miércoles 15 de abril a las 15 horas - por nuestras reivindicaciones. Vayamos al sindicato a exigir el plenario de delegados por:
1) Un plan de lucha para frenar los cierres y despidos.
2) Un 40% de aumento paritario, sin cuotas. Por la abolición del impuesto al salario.
3) La ocupación de toda fábrica que cierre.
4) Exigir la apertura de todos los libros de las empresas en convocatoria de acreedores o que se declaren en crisis.

LISTA NARANJA GRÁFICA 07/04/15
Cel. 11 611 27942.
naranjagrafica@yahoo.com.ar

jueves, 2 de abril de 2015

En gráficos, con mar de fondo


Hace un mes, los trabajadores de WorldColor pararon para asegurarse el cobro de los salarios que la patronal pretendió fraccionar. Ahora no les abonó el adelanto mensual y pone en duda los pagos de marzo; el taller está nuevamente parado.

Hace tiempo que la patronal agita el fantasma de la crisis (impulsó "retiros voluntarios", argumentando que no tiene suficiente caudal de producción) y viene desarrollando una línea de provocaciones para desmoralizar a la base y preparar el terreno para un ataque mayor. En estos días se presentó a convocatoria de acreedores.

Morvillo, la otra planta de QuadGraphics en Argentina, también fue concursada, aunque en un procedimiento administrativo separado.

La convocatoria puede ser utilizada para justificar todo tipo de atropellos a las condiciones de trabajo o algo peor; una versión -aunque desmentida en una nota periodística- sostiene que se prepara el cierre de WorldColor.

Necesitamos una lucha de conjunto

Pero esta amenaza directa sobre los casi 600 puestos de trabajo de Morvillo y WorldColor tiene lugar en un contexto de derrumbe de la actividad gráfica; por estas horas, la patronal de Zanniello también se presentó en convocatoria; los compañeros de Poligráfica del Plata luchan contra el cierre por parte del empresario K, Szpolski; una reciente resolución de la Afip ordena a las dependencias estatales adoptar en breve la facturación electrónica, lo que llevará de cabeza al cierre de infinidad de talleres que "viven" de la impresión de comprobantes.

Está muy claro que no enfrentamos sólo una cuestión de atrasos salariales o despidos puntuales que pueda resolverse con un poco de presión; lo que necesitamos es una gran acción colectiva de todo el gremio.

La responsabilidad del sindicato

La solidaridad empieza por reunir al cuerpo de delegados y comprometerse en que nadie haga los trabajos de WorldColor, por impulsar la ocupación de todo taller que cierre para exigir al Estado que garantice la continuidad (si la salida "cooperativa" siempre fue un fiasco ni qué hablar en el cuadro actual). La respuesta contra los despidos debe sumarse a la defensa del salario, es necesario votar el reclamo del 40% de aumento y la abolición del impuesto al salario. Por último, la movilización por todos los talleres en conflicto: Interpack, Poligráfica, Zanniello y MadyGraf, entre otros.

El paro en gráficos

El paro del 31 fue una oportunidad para ganar las calles por estos reclamos.

La directiva verde -cristinista incondicional- se opuso a la huelga del 31 de marzo, como ocurrió con los paros anteriores. Consideraron que el gobierno es víctima de "intentos destituyentes" similares a "la marcha opositora al gobierno de Dilma Rousseff en Brasil” o a "la burda intentona de Estados Unidos de intervenir en los asuntos internos de la hermana República Bolivariana de Venezuela". En nombre del "proyecto nacional y popular" avalan todas las porquerías del gobierno.

En alguna ocasión polemizamos incluso sobre su justificación del impuesto al salario (que luego debió "acomodar" con un planteo ambiguo sobre la renta financiera). Las miserables escalas del convenio están lejos del mínimo no imponible, pero hay un grupo de talleres que sí son alcanzados por los descuentos. El resto sufre los techos paritarios, el retraso de los últimos acuerdos salariales y, por supuesto, los despidos. O sea, sobran los motivos para parar.

La tapa del boletín de La Naranja, que se está distribuyendo desde hace varias semanas, denuncia la tregua y llama a pasar por encima de la burocracia. El viernes 20 realizamos asambleas simultáneas en nuestros talleres para votar el paro y la exigencia a la directiva de que adhiera el 31 por todos nuestros reclamos. Se votó participar de los piquetes para darle un carácter activo a la medida, delimitándonos de los convocantes. Los talleres que garantizan el paro -Morvillo, AGR, Ipesa, Interpack- fueron a Puente Pueyrredón; los de zona oeste al corte de las avenidas Gaona y Vergara, y  los activistas de la zona norte se sumaron a los cortes de la Panamericana.

MIGUEL BRAVETTI

jueves, 26 de marzo de 2015

ELECCIONES EN INTERPACK



Luego de quince años de dirección naranja del taller, la noticia de un nuevo triunfo podría parecer intrascendente. Sin embargo, importa destacarla por las circunstancias en que se ratificó por amplia mayoría (casi 80 por ciento) la orientación combativa.

El conflicto de diciembre y enero -por salarios y la incorporación de más personal- que pasó por quince días de paralización total de la planta, paros parciales, cortes y marchas, sigue sin solución. La postergación de las medidas de fuerza dio paso a una situación de choques permanentes en cada sector y a un clima de constante tensión.

En este marco, luego de varios años sin oposición, la patronal impulsó la presentación de una lista, abiertamente apoyada por la oficina de personal.  El porcentaje minoritario que obtuvo refleja a una fracción que rechaza la línea de defensa consecuente del convenio colectivo, en nombre de algunos falsos "beneficios" como las horas extras.

El activismo, que tomó en sus manos la campaña, celebró el resultado como lo que es: un triunfo de la organización sindical clasista, que nos refuerza de cara a los desafíos planteados.

Miguel Bravetti

miércoles, 18 de marzo de 2015

SUTNA San Fernando

SUTNA San Fernando
Convocatoria a PLENARIO OBRERO:
Ante los gravísimos problemas económicos causados en una gran cantidad de trabajadores a causa de los descuentos producidos por el impuesto al salario, que toma una gigantesca relevancia luego de pasar largamente el año y medio sin ninguna modificación y la preocupación de todos los compañeros por el efecto que esta problemática tendrá sobre las paritarias, que ha llevado incluso al llamado a un paro del trasporte para el 31 de marzo:
Desde el SUTNA SAN FERNANDO invitamos a todos los sindicatos, seccionales, comisiones internas, delegados, activistas y todo tipo de organizaciones de trabajadores democráticas y combativas, a realizar un plenario el día sábado 21 de marzo a las 14:30 hs. en el salón del SUTNA SAN FERNANDO ubicado en la calle Paúl Harris 2950 Victoria provincia de Buenos Aires (a media cuadra de la fábrica FATE). Teléfono 4714-6756 o 4714-7040, dirección de mail: seccionalsanfernando@hotmail.com. Con el fin de discutir estos problemas y decidir iniciativas concretas a llevar adelante, así como debatir la situación de despidos y suspensiones que intentan imponer las patronales apañadas por la burocracia sindical y el gobierno.
SUTNA SAN FERNANDO.