viernes, 29 de abril de 2016

Gráficos: la lucha contra el fraude y por nuevas elecciones


Estamos claramente ante un robo. Por ello, la Naranja está impugnando toda la elección ante en el sindicato, en los próximos días lo hará ante el Ministerio de Trabajo y la Justicia, desarrollará una campaña pública contra el fraude, seguirá denunciando como serviles a la burocracia a aquéllos que los avalen, e impulsará la movilización política y gremial contra el fraude, por nuevas elecciones y por el reconocimiento de la minoría

¿En qué consistió el fraude?

Urnas con votos sin sacar del sobre, urnas con sobres sin firmar, resultados que se “cantaban” en el escrutinio final según lo “informado” por los presidentes de mesa, pero que al abrir las urnas no contaban con planilla de escrutinio, urnas sin padrón de votantes, o donde los votantes marcados como tales no guardaban relación alguna con la cantidad de sobres y votos computados, éstas fueron sólo algunas de las numerosas metodologías utilizadas para arrebatar fraudulentamente la minoría a la Lista Naranja en las últimas elecciones del gremio gráfico.

A la irregular votación de los jubilados, que responden a la Verde (luego la mayoria de los jubilados no conserva la afiliación), que deberían votar sólo la comisión de jubilados, y de los empleados de la Obra Social, que deberían estar afiliados a Utedyc y tener delegados en su lugar de trabajo, en esta elección se sumó el beneplácito de la Lista Verde a otorgar concesiones, que jamás otorgó ni otorgará a la Naranja Grafica, a la Bordó del PTS para que pudieran presentar una tercera lista que dividiera una pequeña parte del voto opositor.

Sin embargo, todos estos factores no alcanzaron. Para arrebatarnos la minoría hizo falta que instrumenten otra batería de maniobras fraudulentas y que finalmente dieran vuelta urnas enteras. Todo lo cual ha sido denunciado en un extenso y detallado escrito de impugnación en el que reclamamos nuevas elecciones, anulación de las urnas truchas y el reconocimiento del porcentaje que nos corresponde, de la minoría y de nuestros ocho congresales.

La primer maniobra el propio día del escrutinio pasó por los ilegales cambios de horarios de votación, modificados en tres oportunidades, primero tres días antes de la elecciones, nuevamente a las 48 horas y finalmente ocho horas antes de que se iniciara la primera urna, lo cual tenía el claro objetivo de descalabrar cualquier esquema organizado de una fiscalización que no cuenta con el día pago para la oposición, luego esos horarios en muchos talleres tampoco se cumplieron generando un descalabro aún mayor, la otra consecuencia de estas maniobras es haber dejado a muchos trabajadores gráficos sin derecho a emitir su voto, por la falta de información respecto de los horarios de votación.

Los números del fraude

Pero la mayor irregularidad, el corazón del fraude pasó por el hecho de que en clara violación al estatuto, durante la elección no se hizo firmar constancia alguna a los votantes, de este modo en las urnas donde no pudimos fiscalizar, en gran medida por los cambios horarios, no hay manera de saber, realmente quién votó, así en el grupo de estas urnas truchas, la votación de la Naranja cae de un 21% que obtiene en el resto de las urnas (entre las que están los bastiones de la Verde como la Obra Social), a un sorprendente 3%, la Bordó cae de un 5 a un 1,7% y la Verde crece a un 92,9%.

Es de este “submundo” de urnas truchas, que quedaron fuera del alcance de nuestra fiscalización, es que los apoderados naranjas, en soledad, reclamaron la apertura de una cantidad, encontrándose con las situaciones escandalosas mencionados al principio de esta nota, de todo lo cual fueron testigos, no sólo los representantes de la Verde, sino también los veedores del Ministerio de Trabajo y los apoderados de la Bordó, que inexplicablemente, no conformes con no haber pedido una sola apertura de urnas, apoyaron dos urnas sin padrón, incluyendo la más trucha de las urnas, que era la llamada “suplementaria”, donde votaban personas que no estaban en el padrón con una autorización firmada... por la propia Verde.

Si además de las urnas no fiscalizadas, se anulan el conjunto de urnas con graves y concretas irregularidades denunciadas en nuestra impugnación, la votación de la Naranja crece del fraudulento resultado del 16,2% -informado por la burocracia- al 24,5%, la Bordó pasa del 5 al 6,9% y la Verde baja de un 77,2 a un 67%. Estamos claramente ante un robo. Por ello, la Naranja está impugnando toda la elección ante en el sindicato, en los próximos días lo hará ante el Ministerio de Trabajo y la Justicia, desarrollará una campaña pública contra el fraude, seguirá denunciando como serviles a la burocracia a aquéllos que los avalen, e impulsará la movilización política y gremial contra el fraude, por nuevas elecciones y por el reconocimiento de la minoría.

Pablo Viñas

domingo, 17 de abril de 2016

La Naranja Gráfica impugnó la elección


Debido a múltiples hechos de fraude desde el inicio del comicio con cambios de horarios para burlar fiscales, agregados a mano en padrones, urnas cuyos sobres no fueron abiertos nunca y se dibujó un resultado electoral, entre otros.

En la madrugada de hoy la Lista Naranja Gráfica impugnó la elección del gremio cuando arañaba el 20% correspondiente a la minoría en Congresales, única representación aceptada a las minorías por la burocracia sindical ongarista. Esto debido a múltiples hechos de fraude desde el inicio del comicio con cambios de horarios para burlar fiscales, agregados a mano en padrones, urnas cuyos sobres no fueron abiertos nunca y se dibujó un resultado electoral, entre otros. Desde el inicio, la Verde habilitó una lista sin condiciones estatutarias, la Bordó, que a la postre con una elección inferior al 4% ayudó a la usurpación de la minoría del clasismo.

La Naranja ganó una decena de fábricas, entre ellas importantes talleres de offset como AGR-Clarín, Morvillo o Ipesa y de otras ramas como Interpack, Papelera Orlando o Medoro. En todos los talleres fiscalizados hubo votos para la Naranja, lo cual resulta indicativo de un extendido trabajo, lo mismo que las votaciones del 25/30% obtenidas en diarios como Clarìn y Nación. El voto Verde se asentó en una fuerte regimentación marcada por la amenaza del despido como en Ciccone, cuyos trabajadores han vivido la dependencia del Estado corrupto, o en Impresores, del Parque Industrial de Pilar, una verdadera cárcel donde fueron despedidos decenas de activistas.

La “paritaria corta” del 25% otorgada días antes de la elección tuvo el doble carácter de romper la condición anual de la negociación, a la medida del Ministerio de Trabajo de Triaca-Macri, y por otro lado crear la falsa ilusión de un aumento anual superior, que deberá ser discutido en el marco de una recesión que se agrava cada día en el país y en el gremio.

La votación Naranja y antiburocrática, más allá de la maniobra divisionista de la Bordó, es una línea de reagrupamiento frente a los tiempos de ajuste y de lucha que le esperan al gremio gráfico y al movimiento obrero argentino. La Naranja protagonizó una gran movilización de bases de talleres en medio de la discusión paritaria, superior a la de la conducción sindical, constituyendo un gran canal para los trabajadores.

Decenas de activistas movilizados acompañaron la lucha electoral hasta la madrugada y votaron allí mismo luchar por un paro nacional, movilizar el 29 si se concreta la movilización de las cinco centrales sindicales y participar del acto del 1ª de Mayo del Frente de Izquierda.



Agrupación Naranja Gráfica



Miguel Bravetti 1561127942

Pablo Viñas 1556539481

viernes, 8 de abril de 2016

Gráficos: el programa en acción



Desde un comienzo, la campaña naranja empalmó con la lucha salarial, primero con el bono de fin de año y luego con las paritarias, poniendo de relieve que La Naranja es todo un factor en la lucha de los trabajadores gráficos; lo cual la coloca, objetivamente, como una alternativa


Desde un comienzo, la campaña naranja empalmó con la lucha salarial, primero con el bono de fin de año y luego con las paritarias, poniendo de relieve que La Naranja es todo un factor en la lucha de los trabajadores gráficos; lo cual la coloca, objetivamente, como una alternativa.

Desde fin del año pasado, la directiva verde bajó a todos los delegados la información de que se encontraba discutiendo un bono de fin de año de 6.000 pesos, luego que sería en cuotas y, finalmente, impotentes, informaron que la Cámara patronal ya ni siquiera iba a las reuniones. La respuesta de la burocracia frente a este “desplante” fue nula; por ello, generó un gran impacto en el gremio la noticia de que en varios talleres dirigidos por La Naranja se habían obtenido bonos de entre 4.000 y 6.300 pesos.

La agrupación lanzó una campaña de spots y calcos que vienen siendo muy comentados en las fábricas, destacando que nuestro programa no es un objetivo lejano, sino una realidad que La Naranja conquistó y defiende en varios talleres. Algo que vale para la lucha por un salario mínimo igual a la canasta familiar, contra los despidos y por la estabilidad laboral, contra la precarización, por la defensa del convenio y las condiciones de trabajo, marcando un contraste enorme con la Verde, que es un verdadero colador para los despidos y que ha dejado una escala salarial que parte de los 8.000 pesos y queda -en su más alta categoría- debajo de la canasta familiar (ni hablar de sus socios de la Bordó).

Y si algo faltaba para terminar de mostrar que el programa de La Naranja no se queda en los papeles, vino la enorme movilización protagonizada por las fábricas, donde se impulsó el paro y la movilización masiva por un aumento del 45 por ciento y contra las negociaciones de espaldas a la base del gremio.

La movilización se convocó en 24 horas, al enterarnos que ese día había una reunión con la cámara patronal y que el sindicato, por primera vez en años llamaba a manifestar, pero en su caso por el... 28 por ciento en seis meses.

La columna Naranja, que superó en número -y ni hablar en combatividad- a la del oficialismo, fue un “aire fresco” para el conjunto de los talleres del gremio donde no cierra el reclamo oficial.

Para enfrentar el ajuste patronal

En este contexto de intensa intervención en la lucha salarial y planteando la lucha contra los despidos, la militancia de la lista llega con su agitación a casi cien fábricas por semana, lo cual se amplía con las redes sociales; mientras, con sus delegados y activistas pone en práctica su consigna principal: "para enfrentar el ajuste patronal".

La Verde, muy por el contrario, mientras dice estar "en la resistencia" se adapta a las paritarias cortas que impulsan Macri y la UIA para darle un golpe al salario en un segundo semestre recesivo. Reclamando un 28 por ciento, mientras la inflación desde las paritarias pasadas supera el 40.

Es que la burocracia ongarista es una expresión más de la política kirchnerista, que intenta ubicarse como oposición a Macri, mientras ejecutan el ajuste con los gobernadores, aportan la mayor parte de los votos para el pacto buitre, y en el movimiento obrero dejan pasar el ajuste.

La lucha por la organización y los votos a la Lista Naranja es parte de la lucha por constituir a la clase obrera y la izquierda como una alternativa, desnudando las falsas "resistencias" de los gobernadores del FpV y la burocracia sindical; la lucha clasista contra el ajuste y por las paritarias nos ubican defendiendo este programa en la acción.

Pablo Viñas

lunes, 28 de marzo de 2016

ASAMBLEA DE AGR CLARIN





Compañeros: mañana junto a la Naranja Gráfica y los trabajadores de Ipesa, Interpcak y Morvillo tal como votamos por unanimidad en asambleas de los 3 turnos y reafirmamos hoy en una asamblea conjunta de la mañana y la tarde, paramos y movilizamos al Ministerio de Trabajo en defensa de nuestro salario, por un 45% de aumento, reclamando que los trabajadores podamos decidir respecto de las paritarias que se estarán negociando en ese mismo momento allí sin que la base del gremio haya sido consultada. Los de la mañana van a hacer el esfuerzo de parar, el resto de los turnos tenemos que sumarnos con todo. Vamos con todo, contra el ajuste, en defensa del salario.
COMISION INTERNA AGR

POR LA DEFENSA DE NUESTRO SALARIO


Esta es la carta que los secretarios generales de cuatro de las principales empresas del gremio (todos candidatos de la Lista Naranja) enviamos al gremio, ante las versiones que se estaba “cocinando” un acuerdo salarial sin consulta alguna a la base del gremio.
En simultáneo nos enteramos por el facebook del actual secretario adjunto y candidato a suceder a Ongaro, Héctor Amicheti, que se estaba convocando a una movilización al Ministerio de Trabajo por un reclamo que la inmensa mayoría del gremio desconoce. Incluso la convocatoria a marchar es poco menos que secreta.
Pese a las enormes diferencias que tenemos en torno a la forma y al contenido de esta negociación, hemos resuelto movilizar y llamamos a todos los compañeros a sumarse junto a La Naranja, el martes a las 12,30 al ministerio (Callao al 100. CABA), para apoyar la posición alternativa que desarrollamos.

Buenos Aires, 28 de Marzo de 2016

A la Comisión Directiva del Sindicato FGB:

Habiendo tomado conocimiento de negociaciones que Uds. están llevando adelante con la cámara empresaria por un tema tan sensible a todos los gráficos, como es el salario, queremos dejar sentada nuestra posición.
En primer lugar señalamos lo improcedente de una negociación sin la participación de la base del gremio: sin impulsar asambleas de fábricas, plenarios de delegados ni asamblea general de gremio. Lo único que hubo fue una consulta con algunos delegados adherentes a la lista Verde.
Se desconoce en la base del gremio el monto del reclamo (solo hemos escuchado rumores) y quién lo resolvió, ya que hasta el momento las únicas reuniones orgánicamente convocadas fueron con las patronales.
Por otro lado, creemos que la fuerza de una negociación radica en la capacidad de movilizar y eventualmente de tomar medidas de fuerza para respaldar el reclamo. No preparar el terreno - mediante asambleas por taller y un plenario de delegados con mandato - para enfrentar la intransigencia patronal es entregarse con las manos atadas para que nos impongan los aumentos a su antojo.
Rechazamos este método. Es un cercenamiento del derecho de los trabajadores a discutir su salario. Es un método que beneficia únicamente a las patronales. Que toda la escala salarial del convenio se encuentre por debajo del costo de la canasta familiar debería ser un llamado a la reflexión para discutir un verdadero plan de lucha por salario.
Consideramos que las patronales vienen descargando el ajuste sobre los trabajadores. Los cierres y despidos siguen pasando, sin un plan de acción del conjunto del gremio que los enfrente.
En la cuestión salarial, la FAIGA ignoró la cláusula de reapertura paritaria en caso de un salto inflacionario. La devaluación y los tarifazos provocaron una inflación del 38 por ciento en estos primeros cuatro meses del año. Nada se hizo al respecto.
Seguimos esperando el tan anunciado bono de fin de año de 6.000 pesos. Tampoco en este caso hubo acciones de lucha para quebrar la negativa de las patronales.
Y ahora ¿cuál es el plan de Macri en estas paritarias, para descargar el ajuste sobre los trabajadores? Impulsa paritarias cortas, previendo un enfriamiento de la economía para dentro de seis meses a causa del aumento de las tasas de interés y la recesión de Brasil. Los gráficos no podemos adaptarnos al plan de ajuste macrista.
Nuestra posición es pública, y la sometemos al debate para aportar de la mejor manera a la lucha por paritarias:
-Se debe convocar urgente a un plenario de delegados con mandato de fábrica para discutir un plan de lucha.
- Consideramos que las paritarias “cortas” que no ofrecen ninguna seguridad para el futuro.
- Entendemos que de acuerdo a la inflación calculada el aumento no puede ser inferior al 45 por ciento (en una sola cuota).
- Rechazamos cualquier cláusula de absorción.
- Entendemos que es necesario colocar en la discusión un mecanismo de indexación automática (beneficio otorgado por Macri a las privatizadas junto al tarifazo).
Estamos a disposición de todas las medidas de lucha que se resuelvan en base a una discusión democrática. Atte.

Miguel Bravetti (Sec. Gral. de Interpack 1)
Pablo Viñas (Sec. Gral. de AGR-Clarín)
Sebastián Rodríguez (Sec. Gral. de Morvillo)
Damian Sirviski (Sec. Gral. de Ipesa)

LISTA NARANJA GRÁFICA
naranjagrafica@yahoo.com.ar
Cel. 1161127942

viernes, 18 de marzo de 2016

EL 24 DE MARZO, TODOS A PLAZA DE MAYO

El 24 de marzo, a cuarenta años del golpe genocida, marchamos junto al Encuentro Memoria, Verdad y Justicia contra la impunidad de ayer y de hoy.

30.000 compañeros detenidos-desaparecidos, presentes!
Fuera Obama de Argentina
No al ajuste, el saqueo y la represión de Macri y los gobiernos provinciales
Contra la criminalización de la protesta
No al protocolo represivo

15,30hs. Desde Congreso hasta Plaza de Mayo

jueves, 17 de marzo de 2016

Elecciones gráficas: en un gremio paralizado por la burocracia, votar a La Naranja

La Nación: plenario de delegados y plan de lucha ¡ya!

La patronal mandó 31 telegramas de despido con el argumento de anular el turno mañana. En el marco de la conciliación obligatoria redobló la apuesta y planteó deshacerse del 40% del personal. La Verde condena a los trabajadores a pelear solos, apostando al desgaste y la desmoralización de los compañeros más decididos en la lucha.
La nueva propuesta de despidos duplica el número original y recae sobre los “contratados” (con 5, 6 y más años de antigüedad), quienes son excluidos por la Verde de la vida sindical de la fábrica no participan ni de las asambleas. Es una forma de avalar el fraude patronal.
La empresa deja pasar el tiempo, apostando a la ausencia de un plan de lucha de todo el gremio, para dejar caer los contratos en abril, deshacerse del personal y ultraflexibilizar al resto.
Es necesario un plenario de delegados en las puertas del diario que discuta un plan de lucha para frenar los despidos en La Nación y en el gremio. Todo lo demás es dilación para dejar pasar los despidos simulando luchar. La “resistencia al neoliberalismo” tan proclamada tiene un enorme desafío en el diario más neoliberal del país. La Naranja está desde el primer día a entera disposición de esta lucha.

Pesout: que la patronal pague lo adeudado
El año pasado, la patronal impuso a los trabajadores un semestre “de gracia” con respecto a las paritarias -o sea, no pagar durante seis meses el aumento paritario correspondiente. Pero el “período de gracia” ya lleva 11 meses sin que la Verde haya dado una respuesta. La deuda también se extiende al aguinaldo. Y el salario lo cobran en forma de “vale” semanal de acuerdo al capricho patronal.
La presión ejercida por los compañeros motivó un paro en la planta. Arrancaron el compromiso de cobro del 35% del aguinaldo para el 18 de marzo.
La semana pasada hubo dos despidos en una clara señal contra el reclamo obrero. La burocracia los dejó pasar sin inmutarse. Si la empresa aduce crisis, que abra los libros.
Hay que discutir un plan de lucha en caso de que la empresa no cumpla con su palabra. La denuncia en el ministerio, acompañada de una acción sindical, debe ser el primer paso. Paralelamente exigir que salde lo adeudado.

Sixis: víctima del Código Civil K
El cierre de Sixis, cuya principal actividad estaba relacionada con la facturación impresa, tiene dos fundamentos. Uno es el Código Civil K, que impulsa la facturación digital, y otro, la absoluta parálisis de la Verde frente al problema.
Los despidos y cierres de empresas en los últimos dos años se han multiplicado estrepitosamente y aumentan día tras día. Estamos frente a una verdadera masacre social en el gremio, mientras la burocracia intenta salvarse el pellejo acomodándose en la interna del PJ.
Los únicos dos candidatos a Comisión Directiva de la Verde que trabajan en sus talleres están viendo, impotentes por su política, como sus propias patronales despiden trabajadores.

Los gráficos necesitamos una alternativa
Este cuadro de derrumbe de la actividad gráfica se fundamenta en la recesión económica por un lado, y el avance tecnológico utilizado contra los trabajadores, por el otro. Pero el engranaje fundamental para que el ajuste se descargue sobre la espalda de los trabajadores es la burocracia ongarista, cuya supervivencia depende de la derrota de la clase obrera por parte del gobierno macrista.
Este 15 de abril, los gráficos tenemos en la Lista Naranja Gráfica una alternativa para enfrentar el ajuste patronal. Una lista encabezada por los talleres que hicieron carne el programa de los trabajadores: estabilidad laboral, salarios dignos y mejores condiciones de trabajo.

Sebastián Rodríguez, secretario general de Morvillo, candidato a secretario de Organización


Bravetti (secretario general) - Viñas (secretario adjunto) 
Pitrola (primer congresal)


































jueves, 10 de marzo de 2016

Elecciones Gráficas: la Naranja es la lista de los talleres



Miguel Bravetti (secretario general) - Pablo Viñas (secretario adjunto) - Néstor Pitrola (primer congresal)


Con una lista de 20 talleres, con representación de diarios, editorial, packaging, cooperativas, talleres chicos y grandes; encabezada por los secretarios generales de cuatro de los talleres y grupos económicos más grandes del mercado editorial (Interpack del grupo Zupan, AGR-Clarín, Ipesa y Morvillo & QuadGraphics), de los cuales integran la lista el 100 por ciento de sus cuerpos de delegados, la Lista Naranja se presenta como una fuerte alternativa ante la anquilosada Lista Verde.


La Verde cuenta con el secretario general del gremio, Raymundo Ongaro, quien con 92 años, ocupa ese lugar desde 1967. La “renovación” propuesta para esta elección por el oficialismo, Héctor Amichetti, ya superó la edad jubilatoria y hace más de cuarenta años que no pisa un taller.

A pesar de un prehistórico pasado combativo, desde hace décadas la fe de Ongaro en la colaboración de clases lo llevó muy lejos: apoyó a Menem y al indulto, lo que le valió el repudio de las Madres de Plaza de Mayo; fue pionero en la desregulación de las obras sociales tomando un crédito del Banco Mundial, y luego de la privatización de la jubilación, convirtiendo al sindicato en vendedor de la AFJP Activa del grupo Clarín. Luego celebró con De la Rúa exenciones impositivas a las patronales en un acto “inmortalizado” junto a “la piba” Patricia Burlich, por entonces ministra de Trabajo.

Con Kirchner postró al gremio en las paritarias y saludó el impuesto al salario, modorra que sacudimos desde la oposición con enormes movilizaciones que incluso tiraron la “pauta” para arriba.

Ahora, con un sindicato en la oposición, que asevera estar en “la resistencia”, los trabajadores ya han tenido un pantallazo: ante la negativa de la Faiga (cámara patronal) de acordar un bono de fin de año, no impulsaron ni siquiera asambleas en los talleres; por eso pega fuerte la noticia de que en varias fabricas que dirige la Naranja hemos obtenidos bonos que van de los 4 mil a los 6.300 pesos.

La “democracia” de la Verde

Un capítulo aparte son las maniobras de la Verde y su Junta Electoral contra la Naranja. Desde su presentación, hombres de la Verde han “apretado” cobardemente a mujeres de nuestra lista, llegando a amenazarlas con represalias con la obra social o la ayuda a cooperativas. Así, forzaron la renuncia de compañeras que han sido reemplazadas por nuevas candidatas, que se suman a la lista cumpliendo así con requisitos “extra” estatuarios, dado que nuestra lista ya estaba oficializada.

El contraste es fuerte con la “voluntad democrática” que la Verde demostró con la Bordó- PTS para habilitar la presentación de una “lista” que cuenta con un solo delegado, es encabezada por una cooperativa, con un secretario adjunto que perdió el taller a manos de la burocracia y que tiene por objetivo restarle votos a la Naranja que se presenta como alternativa en el gremio.

La denuncia de una supuesta “proscripción”, formulada por el PTS una semana antes de la presentación de listas, no fue más que el taparrabos para disimular un acuerdo con la burocracia, finalmente sin una sola medida de lucha, tal como figura en un acta firmada entre la Verde, su Junta Electoral y la Bordó, quienes supuestamente “proscribían” se pronunciaron por escrito a favor de dejar de lado requisitos legales, para facilitar la presentación de la Bordó.

La única opción es La Naranja

La Naranja se postula para dirigir el sindicato contra el ajuste patronal, de Macri y los gobernadores e intendentes del FpV, defendiendo un programa que en gran parte ya hemos hecho carne donde dirigimos las comisiones internas; con la efectivización de contratados, los bonos de fin de año, el salario básico por encima de la canasta familiar, la lucha por la estabilidad laboral, y el método de la democracia sindical, luchando por una perspectiva política propia de los trabajadores, lo cual tiene su máxima expresión en la candidatura a primer congresal del dirigente histórico del gremio y diputado nacional por el Partido Obrero en el Frente de Izquierda, Néstor Pitrola.

¡Vamos por el desarrollo de la alternativa clasista en el gremio gráfico! Taller por taller y obrero por obrero; porque si pudimos todo esto en nuestros talleres, mucho más podremos poniendo a todo el gremio en pie.

Pablo Viñas, secretario general AGR-Clarín y candidato a secretario adjunto

lunes, 7 de marzo de 2016

EL 15 DE ABRIL ENFRENTEMOS EL AJUSTE PATRONAL VOTANDO A LA NARANJA

8 de marzo: movilización y batalla política


La violencia que se ejerce sobre la mujer ha tomado estado público y carácter de demanda, a partir de la explosiva movilización callejera del 3 de junio de 2015, que congregó a medio millón de personas en todo el país. Este martes hay que movilizarse nuevamente de manera independiente de todas las variantes que gobiernan, para arrancar nuestras reivindicaciones
El próximo martes 8 de marzo se van a realizar movilizaciones en todo el país en el marco del día internacional de la Mujer trabajadora.
 
La violencia que se ejerce sobre la mujer ha tomado estado público y carácter de demanda, a partir de la explosiva movilización callejera del 3 de junio de 2015, que congregó a medio millón de personas en todo el país. Este martes hay que movilizarse nuevamente de manera independiente de todas las variantes que gobiernan, para arrancar nuestras reivindicaciones.
 
En la mayoría de las convocatorias marchamos bajo la consigna: Abajo el ajuste de Macri y los gobernadores. Basta de Violencia contra las mujeres.
 
La del 3 de junio fue una movilización especial, convocada desde las redes sociales. Por entonces, se reclamó mayor asistencia a la mujer, presupuesto para los organismos que deberían ocuparse de la misma, campañas nacionales, y castigo a los responsables estatales de la reproducción de esta violencia.
 
Para dar algunos ejemplos, el gobierno actual o sus aliados provinciales de todos los colores profundizaron la línea contraria a aquellas demandas. Tanto Macri como los gobernadores echaron a compañeras precarizadas en todo el país, profundizando en muchos casos el estado de vulnerabilidad en el que viven las mujeres que se quedan sin trabajo. Nuevamente, se produjeron casos de mujeres asesinadas por parejas violentas, sobre las cuales ni la justicia ni nadie garantizaron la resolución de exclusión que fuera dictada. Salvador Mazza en Salta es nuevamente noticia porque dirigentes de Urtubey están ligados a casos de abusos como ocurrió el año pasado con el propio intendente. En Río Gallegos, el Plenario de Trabajadoras exige que se expulse al secretario de Gobierno del municipio, Jorge Cruz, acusado por su ex pareja de golpearla.
 
La ley Ramal para la ampliación y reconversión de la asistencia en la Ciudad de Buenos Aires, creando centros con difusión pública, personal bien pago, asistencia jurídica gratuita, asistencia interdisciplinaria, ayuda instantánea y atención las 24 horas, ha sido cajoneada por el gobierno macrista.
 
La falta de continuidad de la movilización del 3J mostró también su límite, marcada por la ausencia de delimitación con el Estado.
 
Un ala del feminismo cooptado por el Estado tomó las riendas del Consejo Nacional de las Mujeres sin producir un sólo cambio hasta el momento, más que entrevistar a víctimas mientras silencian el plan de ajuste de su propio gobierno, que provoca un agravamiento del cuadro actual de opresión de la mujer. El movimiento de este 8 plantea agudamente la necesidad de que el movimiento de de mujeres pelee de manera independiente del Estado. El pasado gobierno kirchnerista no desmanteló una sola red de trata; está vinculado con el empantanamiento de la causa Marita Verón, por su apoyo a Alperovich-Rojkes, y ha tenido y tiene un gran número de funcionarios ligados al abuso o a la violencia contra la mujer que jamás fueron desplazados por ese motivo. Se opuso al tratamiento y aprobación del aborto legal, actuando como verdadero lacayo del negocio de la salud privada y del Vaticano, y precarizó a miles de mujeres en cooperativas o puestos del Estado, abriendo el camino a las expulsiones masivas ejecutadas por el macrismo. Aprobó leyes cuya aplicación práctica jamás llevó adelante, como ocurrió con la ley de violencia de género.
 
El 8 de marzo pongamos en pie un movimiento independiente en todo el país, para que las reivindicaciones de las mujeres se abran paso. 
 
Nos movilizaremos a las 16hs ante el CIM de la Comuna 3 (24 de noviembre e H. Yrigoyen) para exigir la puesta en marcha de la Ley de Marcelo Ramal sobre la creación de Centros de Asistencia a la mujer en la Ciudad de Buenos Aires, donde estará presente el legislador. Luego  movilizaremos de Congreso a Plaza de Mayo por todas las reivindicaciones de las mujeres.


martes, 23 de febrero de 2016

Elecciones de la Federación Gráfica Bonaerense:


Una fuerte Lista Naranja, representativa de lo mejor del activismo gráfico

Las elecciones son siempre un hecho trascedente para un sindicato. Más aún cuando, como en el caso de la Federación Gráfica, no hay otras instancias de participación masiva de afiliados. La asfixia de la vida gremial realza la importancia de la lista que presentamos. La Naranja une a una tradición clasista, única en el movimiento obrero argentino, las mayores conquistas de toda la industria.
Interpack, AGR-Clarín y Morvillo “materializan” el programa y los métodos que defendemos - como en el pasado lo hizo Editorial Atlántida y empieza a hacerlo IPESA -. El contraste con la degradación general es abrumador.
En nuestra lista confluyen además compañeros de empresas emblemáticas, como Crónica, Popular, Cedinsa, Coop. 22 de Mayo, Coop. Sol y Poligráfica Del Plata. A ellos se suman nuevos delegados y activistas como los de Aluex o Tobacco, una enorme planta, propiedad del Grupo australiano Amcor, que por primera participará de la elección.
El ajuste que pasó…
Los despidos masivos, que hoy se extienden a todos los gremios, empezaron en nuestro caso, hace rato; mil quinientos puestos de trabajo se perdieron en un año y medio, sin que por ello el sindicato abandonara su subordinación incondicional al kirchnerismo.
Los cierres de talleres como Donnelley o WorldColor fueron presentados como represalias de las multinacionales “buitres” contra el gobierno Nac&Pop; una explicación conveniente al relato K pero reñida con la realidad de otros vaciamientos como el de Vulcano, Cortiñas o Poligráfica Del Plata, del negrero ex candidato del FpV, Szpolski.
… y el que viene
Con el triunfo de Macri, el sindicato prometió “pasar a la resistencia” pero, salvo un par de insustanciales comunicados, no ha hecho nada.
Ni siquiera el anuncio del BCRA de sustituir los recibos bancarios de papel por electrónicos - que motivó la protesta y una amenaza de paro de camioneros – lo sacudió de la siesta. ¡Y eso que la medida afectará a miles de imprentas!
Otro golpe vendrá con la apertura de la importación de libros (se trata de un mercado de más de cien millones de ejemplares) y los seguros achiques en la Casa de Moneda y la ex Ciccone. La nota de La Nación, informando sobre un déficit de 1.300 millones de pesos, es una señal inequívoca.
La primera gran batalla es la paritaria.
La pasividad frente a la negativa empresaria a otorgar un bono es un pésimo antecedente. Hay que rechazar cualquier variante de “paritaria corta” como se empieza a escuchar. La promesa de firmar por un porcentaje menor para volver a discutir en el segundo semestre es un cuento chino; recordemos que todas actas anteriores incluyeron una cláusula de reapertura que jamás se cumplió.
Lejos preparar al gremio para defender el salario, el ongarismo está enfrascado en la interna peronista. Organizaron un acto junto a Moreno para impulsar “una amplia afiliación al Partido Justicialista”. Allí Moreno explicó además que “instituciones que como este gremio… deben tener una política” porque si no cuando “sale el movimiento obrero
mismo pero fue más directo: “será el peronismo el encargado de contener la conflictividad social”.
Por un sindicato para enfrentar el ajuste patronal
Necesitamos un sindicato que prepare al gremio para movilizarse por las reivindicaciones obreras y no que busque canalizar la bronca hacia un aparato político en retirada como el FpV.
La lista electoral que presentamos es el resultado de una intervención sistemática sobre la base del gremio, orientada a separarla de la influencia de la burocracia sindical peronista y empujarla a una acción colectiva contra el ajuste patronal.

Miguel Bravetti

El divisionismo es funcional a la burocracia


Cinco días antes del cierre de presentación de listas la agrupación Bordó denunció, por medio de un comunicado, que los trabajadores de la ex Donnelley y WorldColor habían sido excluidos del padrón de afiliados.
La Naranja sacó un pronunciamiento exigiendo que sean incorporados todos los compañeros que, proviniendo de aquellos talleres, continúen trabajando en las cooperativas constituidas luego del cierre, tal como la ley y el estatuto del gremio establecen.
La Bordó y la Verde armaron una reunión con la Junta Electoral; allí – según informó en su cuenta de Facebook, Juan González de Printpack - “lograron que la Lista Verde oficialista se pronuncie por escrito a favor de que los compañeros de Madygraf y Worldcolor… puedan ser reincorporados al padrón y ejercer su derecho a votar y a ser candidatos”. La misma acta deja establecido que los compañeros “no realizaron su correspondiente afiliación en tiempo y forma”. En estas condiciones los compañeros de la Bordó-PTS presentaron una lista sobre la que ahora la Junta deberá expedirse.
Hace mucho tiempo que la agrupación Bordó abandonó toda actividad sobre el gremio; incluso no movilizó a la Asamblea General de diciembre, a la que La Naranja concurrió con casi trescientos compañeros, para disputar la Junta Electoral.
Pese a esto les ofrecimos a los compañeros integrarse a la Lista Naranja, como lo habían hecho en otras elecciones; propuesta que ellos desecharon para armar una lista a las apuradas, a sabiendas del interés de la burocracia sindical en meter una cuña en el campo de la oposición.
Independientemente de lo que finalmente resuelva la Junta Electoral instamos a los compañeros de la Bordó a abandonar su conducta funcional a la burocracia, retirar su lista y llamar a votar por la Lista Naranja.

Sebastian Rodriguez.

sábado, 20 de febrero de 2016

ELECCIONES DE LA FEDERACIÓN GRÁFICA BONAERENSE


Por un sindicato para enfrentar el ajuste patronal


Cuando este periódico salga a la calle estará venciendo el plazo de presentación de listas para las elecciones generales de la Federación Gráfica Bonaerense que tendrán lugar el 15 de abril.


La Naranja fue protagonista excluyente de la lucha por el salario y en rechazo al ajuste en la era kirchnerista (que produjo cierres y miles de despidos), polarizando el debate en los plenarios de delegados y ganando masivamente las calles reiteradamente. Concurrimos con casi trescientos compañeros a la Asamblea General, a disputar la Junta Electoral (una batalla política fundamental que libramos en soledad ante la autoexclusión de los compañeros de la Bordó).

Nuestra agrupación desarrolló, además, un enorme trabajo de agitación sobre la base del gremio llamando al activismo, a los luchadores y a todos los sectores antiburocráticos a constituir una alternativa común para oponer a la conducción ongarista.

La conclusión de este esfuerzo de más de un año es la puesta en pie de una fuerte lista, en la que están representados los talleres más importantes y los conflictos emblemáticos de la última etapa -Interpack, AGR-Clarín, Morvillo, Ipesa, Poligráfica Del Plata-, “históricos” como Cedinsa, Cooperativa 22 de Mayo, Popular o Crónica y nuevas incorporaciones como Russ o Aluex.

La burocracia verde, que luego de una década de alineación incondicional con el kirchnerismo prometió encabezar la “resistencia” al ajuste actual, sigue paralizada. Prácticamente archivó el reclamo del bono compensatorio de la inflación y nada dice sobre la necesidad de adelantar la paritaria. La apertura de la importación de libros y la sustitución de resúmenes impresos por digitales, apenas postergada, amenazan destruir miles de puestos de trabajo.

Lejos de preparar al gremio para los desafíos que vienen, la principal preocupación de la Verde es la interna del PJ y sus componendas con personajes como Guillermo Moreno y Antonio Caló.

Los gráficos necesitamos un sindicato para resistir el ajuste que las patronales -las patronales K, ex K y macristas- ya vienen aplicando y profundizarán; necesitamos un sindicato independiente de todos los bloques y partidos capitalistas.
“Un sindicato de lucha para enfrentar el ajuste patronal”: con esta consigna orientadora, encaramos la lucha electoral contra una burocracia que ya lleva cincuenta años atornillada en los sillones del edifico de Paseo Colón.

Por un salario equivalente a la canasta familiar, indexado automáticamente; por la abolición del impuesto al salario; por el 82 por ciento para los jubilados; por la prohibición de despidos y suspensiones; por la expropiación de Donnelley.

Apoyamos el paro de ATE del 24 de febrero e impulsamos el encuentro de sectores combativos del 5 de marzo.

Miguel Bravetti (secretario general) - Pablo Viñas (secretario adjunto) - Néstor Pitrola (primer congresal)

lunes, 15 de febrero de 2016

COMUNICADO DE LA LISTA NARANJA GRÁFICA

Buenos aires, 15 de febrero de 2016

Sobre la afiliación sindical de trabajadores de Donnelley y WorldColor

COMUNICADO DE LA LISTA NARANJA GRÁFICA

Hace unos días se difundió un comunicado de la agrupación Bordó denunciando que en la convocatoria a las elecciones generales de la Federación Gráfica Bonaerense, publicada por la Junta Electoral el 2 de febrero, “no figuraban ni Madygraf (ex Donnelley) ni Worldcolor entre los talleres habilitados a poner urnas de votación por tener más de 15 afiliados”. 
“Tampoco figuran en el padrón – continúa el comunicado - las decenas de afiliados de estos dos talleres, siendo que muchos compañeros cuentan incluso con más de veinte años de afiliación al gremio”, habiendo realizado los trámites de reempadronamiento “en el mes de octubre pasado”.
Fieles a la tradición democrática de nuestra Lista Naranja Gráfica, nos pronunciamos por la incorporación inmediata al padrón de afiliados de todos aquellos compañeros que habiendo pertenecido al plantel de la ex Donnelley y de WorldColor, hoy continúen trabajando en los emprendimientos cooperativos que sucedieron al cierre de ambas empresas y que, como sostiene la denuncia, hayan normalizado su situación en el plazo fijado por la ley y el estatuto.
Un plenario de la Lista Naranja realizado el viernes pasado votó además apoyar todos los reclamos ante el Ministerio de Trabajo o la Justicia que los compañeros de la Bordó resuelvan para que la Directiva y la Junta Electoral reconozcan la presentación hecha en el mes de octubre, a que ellos se refieren. 
Con relación al planteo de “reeditar un frente” como en las últimas elecciones, que remata el texto de la Bordó, señalamos que hace más de un año nuestra agrupación viene militando por construir una lista que unifique a todo el activismo combativo en una lucha electoral contra el ongarismo. La ausencia de toda actividad sobre la base del gremio por parte de la agrupación Bordó y sobre todo su renuncia a movilizarse a la Asamblea General del 3 de diciembre en la que se votó la Junta Electoral  - y a la que la Lista Naranja concurrió con casi 300 compañeros - denota su falta de voluntad política para poner en pie ese polo antiburocrático.
Es evidente que un comunicado lanzado a las redes, a escasos días del vencimiento del periodo de presentación de listas, no puede sustituir el debate y la lucha común necesarios para la constitución de una alternativa unitaria. 

Lista Naranja Gráfica

domingo, 27 de diciembre de 2015

Morvillo: la asamblea votó el paro y la movilización del 22

     
Los trabajadores de Morvillo pararon la planta y se movilizaron masivamente a Plaza de Mayo. La asamblea comenzó de forma emotiva con un minuto de silencio en memoria de un compañero accidentado fatalmente el último fin de semana. Una tragedia que conmovió a todo el taller. Prosiguió con algunas novedades puntuales e inmediatamente se abordó el tema del bono de fin de año que los trabajadores vienen reclamando. La negativa de la patronal, en la última reunión, generó un repudio generalizado.

Por un lado, los trabajadores manifestaron su firme decisión de defender el bono (se viene conquistando en los últimos años) y se mostraron abiertos a la negociación. Por otro lado, se comprendió que la negativa patronal obedece al cambio de la situación política y al ajuste en marcha. La lucha por el bono es estratégica porque preconfigurará el escenario para la nueva etapa. La asamblea también debatió como, con la devaluación, la patronal licúa la deuda concursal. Esto se suma al volumen de pliegos impresos, con algunos récord históricos en los últimos meses.

En asamblea, los compañeros resolvieron que una delegación acompañe la movilización a Plaza de Mayo y el resto se quede en la planta de paro, hasta el regreso de los que marcharon. Acabada la asamblea, y para sorpresa de todos, la movilización fue masiva y una pequeña delegación se quedó en la fábrica.

De regreso, se realizó otra asamblea con un breve balance de la jornada. Se concluyó con un aplauso reconociendo haber dado un gran paso que unifica y fortalece a los trabajadores, no sólo de cara al reclamo del bono, sino frente a una etapa que seguramente será de luchas obreras.

Sebastián Rodríguez, secretario general de la Comisión Interna de Morvillo

lunes, 21 de diciembre de 2015

22 DE DICIEMBRE A LA PLAZA DE MAYO


Contra el ajuste, por el bono de fin de año!!

Un frente único de sindicatos, federaciones obreras, trabajadores precarizados, cooperativistas y organizaciones sociales, se reunió esta tarde para organizar lo que será la primera marcha obrera con un planteo de conjunto frente el ajuste de Macri.

En conferencia de prensa, la CTA Autónoma , la Federación Aceitera, la seccional Sarmiento de la Unión Ferroviaria , la Coordinadora Sindical Clasista-Partido Obrero, sindicatos y comisiones internas, organizaciones sociales y políticas, concocaron a una movilización el próximo 22 de diciembre que partirá de  9 de julio y Belgrano a las 16hs y culminará en Plaza de Mayo con un acto. La movilización será en reclamo de un bono de fin año para el conjunto de los trabajadores, que fueron brutalmente golpeados por una devaluación de la moneda de mas del 40 % y una carestía enorme en el costo de vida.

En la conferencia de prensa el congresal Gráfico y Diputado Nacional, Néstor Pitrola, hablando en nombre de los sindicatos , comisiones internas , delegados y activistas de la CSC-Partido Obrero, y del Diputado Nacional Pablo López (PO de Salta) también presente, sostuvo :

“El ajuste, que se suma al que ya se produjo en los últimos días del gobierno k, con la quita de impuestos a las exportaciones, que engrosará los beneficios de los monopolios cerealeros y la “patria sojera” pero elevará todavía más el costo de la canasta alimentaria; la devaluación de la moneda, que viene con el levantamiento del cepo y reforzará esa carestía y la emergencia eléctrica anunciada por el gobierno no dispone ninguna medida para evitar los cortes pero sí lo habilita a aumentar discrecionalmente las tarifas”.

Y agrego “Macri esta implementando un régimen de decreterazos con una clara orientación para trasladar la crisis de la bancarrota kirchnerista a los trabajadores, nos sumamos por el reclamo del doble aguinaldo o bono para activos y jubilados, al tiempo que reclamamos adelanto de paritarias al 1° de enero, abolición de ganancias en los salarios y rechazo a todo pacto social que imponga un cepo en el salario” finalizó.

Coordinadora Sindical Clasista- Partido Obrero

Polo Obrero

Víctor Grosi

Ileana Celotto

Romina del Pla

Alejandro Crespo

Néstor Pitrola

lunes, 7 de diciembre de 2015

Federación Gráfica Bonaerense: MÁS TRUCHA QUE LA AFA


Gran movilización de la Lista Naranja


  El 3 de diciembre en el Salón Verdi de la Boca fue convocada la Asamblea General de afiliados para votar la “Memoria y Balance 2014” y  la Junta Electoral que dirigirá las elecciones del sindicato del año próximo.
Como es tradición, la convocatoria se hizo en horario de trabajo y con un temario estrictamente “cerrado”. Venciendo estos obstáculos la Lista Naranja concurrió masivamente con una columna de más de 250 compañeros de AGR-Clarín y Morvillo (por lejos los más numerosos de la asamblea), Interpack, Ipesa, Crónica, Cedinsa, New Press y otros talleres.
El oficialismo de la Verde reunió con todo su aparato a unas 350 personas incluyendo jubilados, empleados de la obra social y varios “invitados”. La Bordó, muy disminuída, solo participó con una delegación de cinco compañeros.
El primer paso del fraude
Unos días antes, en una reunión con la directiva, exigimos pautas de seguridad (para evitar las provocaciones que invariablemente sufrimos) y sobre todo la garantía de que podríamos expresar nuestras posiciones, como condición para participar.
Pese al compromiso asumido, se repitió la misma operación de siempre: el pequeño teatro, ya totalmente inadecuado, estaba “blindado” con sillas, banderas, bombos y una corte de patovicas con remeras de la FGB (desconocemos cuántos eran gráficos) taponaron nuestro ingreso y nos relegaron a los pasillos.
  La primera, y única, intervención que llegamos a hacer sobre Junta Electoral, desató una andanada de provocaciones inaudita que incluyó insultos y el corte del sonido (todo con la complicidad del inspector del Ministerio de Trabajo).
Nuestra moción de constituir una Junta Electoral compartida en función de la representación en la asamblea fue rechazada desde la mesa, sin someterla a votación. El control de la Junta Electoral es el primer paso del fraude.
Ante esto y la hostilidad creciente, nuestra agrupación abandonó el lugar. Nos fuimos porqué no aceptamos entrar en el juego podrido de la Verde, que buscaba un enfrentamiento físico para luego victimizarse y acusarnos, y porqué no avalamos una asamblea antidemocrática y a todas luces ilegal.
¿Por qué la Verde la pudrió otra vez?
1) Porque la Naranja era una parte enorme de la asamblea. Una votación transparente hubiera puesto de relieve la verdadera relación de fuerzas.
2) Porque no resiste el debate. Las casi 50 páginas de la MyB, aunque plagadas de falsedades y tergiversaciones, revelan la asociación estrecha de esta burocracia sindical con el gobierno kirchnerista, ahora en retirada. Su subordinación incondicional a los topes salariales (toda la escala gráfica se encuentra por debajo de la canasta familiar), a la miseria jubilatoria, a la precarización laboral y al ajuste en marcha.
La MyB casi no hace referencia a los miles despidos del último año y medio y al cierre de numerosos talleres como Donnelley, WorldColor, Vulcano o Cortiñas (consideramos que aún con su debilidad actual la Bordó debió movilizar a la asamblea para reforzar el reclamo de una lucha de conjunto, de la que depende el destino de sus talleres).
La reivindicación de la orientación capituladora de estos años nos desarma frente a la profundización del ajuste de Macri. La promesa de “resistencia” del secretario adjunto Amicheti en su discurso inicial es “puro chamuyo”. La escalada de precios de este mes está pulverizando los porcentajes de la última paritaria y la asamblea no incorporó el punto de un aumento de emergencia ni de un bono compensatorio.
Un sindicato para enfrentar el ajuste
La gran movilización de la Naranja, que culminó con un corte y acto en la Av. Brown, refuerza además los reclamos salariales que venimos haciendo al interior de nuestras empresas y nos prepara para la gran batalla electoral en el gremio del 15 de abril del 2016.

¡Vamos por un sindicato sin patotas ni burócratas, independiente del Estado y de las patronales, para enfrentar el ajuste!

LISTA NARANJA GRÁFICA





domingo, 29 de noviembre de 2015

Movilicémonos a la Asamblea General



Llamamos a los trabajadores gráficos a participar masivamente de la asamblea general de afiliados convocada para el 3 de diciembre en el Salón Verdi a las 15 horas.
Los puntos del temario serán la Memoria y Balance - que como siempre intentarán aprobar a libro cerrado y sin debate alguno - y la votación de la Junta Electoral que conducirá las elecciones del gremio de abril del año que viene.
Si rigiera un criterio democrático la Junta debería conformarse por todas las agrupaciones participantes de la elección de modo de transparentar un proceso electoral siempre viciado de maniobras fraudulentas. Ya hemos sufrido muchas veces la negativa a entregar los padrones o los cambios de horarios de las urnas, siempre con la complicidad del Ministerio de Trabajo.
Una gran presencia de la oposición que lucha contra las patronales y el gobierno, contribuirá a reforzar una delimitación de la orientación conservadora y pro-gubernamental que ha caracterizado a la conducción de Ongaro y compañía.
Las elecciones del gremio tendrán lugar en el cuadro de un nuevo gobierno y de la profundización del ajuste que ya comenzó con los pagos y acuerdos entreguistas a Repsol, el Ciadi o el Club de París. La foto de Kicillof junto a la jefa del FMI, que reprodujeron todos los medios, es una imagen muy elocuente de este reacercamiento a los mercados.
Tenemos un sindicato, que como hizo antes con De la Rua o con Menem, se subordinó al gobierno K, bloqueando toda reacción de conjunto contra los topes salariales, el impuesto a las Ganancias, el robo de la Anses (para pagar deuda externa mientras se le niega el 82% a nuestro jubilados) o los vaciadores patronales – “buitres” y Nac&Pop”-.
La experiencia frustrante del kirchnerismo (una más y van…) concluye, tras la llamada “década ganada”, en un colapso económico, la preparación de un ajuste y el asenso de un gobierno derechista.
En oposición a este camino La Naranja es parte de un proceso de avance del clasismo en las fábricas que busca desenvolver una alternativa propia de los trabajadores y la izquierda frente a todas las variantes patronales.
Llamamos a rechazar la Memoria y Balance de un gremio que en lugar de representar a los trabajadores frente a las patronales y el gobierno, ha sido una sucursal del Ministerio de Trabajo.
La asamblea general será un primer ejercicio de movilización de cara a una etapa que tendremos que encarar organizados y con ánimos de lucha. En el próximo período estará en discusión, más que nunca antes, qué sindicato necesitamos para enfrentar el ajuste y defender nuestras conquistas.

Todos a la asamblea general.


Lista Naranja Gráfica
23-11-2015

viernes, 20 de noviembre de 2015

CONTRA LOS CANDIDATOS DEL AJUSTE VOTEMOS EN BLANCO

   
En unos días se definirá quien será el próximo presidente, y también con qué caudal de votos contará para comenzar a gobernar… y a ajustar. Existe una conciencia de que gane quien gane, vendrá un fuerte ajuste. 
El balotaje busca empujar a que votemos, aunque sea con la nariz tapada, a los futuros verdugos en nombre de elegir un “mal menor”. 
  Macri y Scioli no difieren en los intereses que defienden. No importan los discursos de campaña, sino lo que dicen frente a las asociaciones empresarias como el Coloquio IDEA y lo que anuncian sus economistas.
En ambos casos han tomado el programa de la UIA, la SRA y la embajada yanqui: devaluar, liberar el cepo al dólar y el giro de utilidades de las corporaciones extranjeras, acordar con los buitres, permitir al FMI que vuelva a controlar las cuentas nacionales y reiniciar un ciclo de endeudamiento. Es el camino que ya comenzó a emprender el gobierno actual (con el voto positivo del PRO), en los acuerdos y pagos a Repsol, el CIADI y el Club de Paris.
  Un aspecto de esta política de “normalización económica” son los topes salariales que buscaron imponer en las paritarias, incluyendo desde ya las de nuestro propio gremio. La diferencia es que mientras  algunos como docentes o aceiteros lucharon para defender su salario el sindicato gráfico  no movió un dedo. 
 Durante el debate presidencial, ni Scioli ni Macri mencionaron una sola palabra sobre el tercio de trabajadores que permanecen en negro o sobre la mitad que ganan menos de 6.000 pesos, dos dramas que  los gráficos conocemos muy de cerca. 
Y ni hablar de los despidos, suspensiones y cierres: Lanci, Donnelley, WorldColor, Poligráfica del Plata, Vulcano, Cortiñas...
  La Lista Verde que dirige nuestra Federación Grafica Bonaerense, junto a la CGT Caló, llama abiertamente a votar a Scioli como una variante “popular” contra la derecha encarnada en Macri. En realidad son dos opciones “derechistas” que nada bueno ofrecen a los trabajadores. Para enfrentar el próximo período es clave que los trabajadores se separen de esta nueva experiencia frustrada del peronismo y de la trampa de un supuesto “cambio” que ya gobierna la ciudad de Bs As con mano de hierro contra el movimiento obrero.
  Llamamos a defender una posición obrera propia, rechazando la extorsión del “mal menor”. Votemos en blanco o anulemos el voto de modo de no reforzar a los ajustadores y de expresar así el descontento frente a las variantes patronales y antiobreras que han quedado en el balotaje; es la mejor manera de prepararnos para enfrentar la profundización del ajuste que preparan ellos.

                                                       LISTA NARANJA GRAFICA    
                                                                     19 -11-2015

NO VOTEMOS A NUESTROS AJUSTADORES
EL 22 VOTEMOS EN BLANCO

lunes, 19 de octubre de 2015

Los gráficos y las elecciones nacionales


VOTEMOS MASIVAMENTE  
AL FRENTE DE IZQUIERDA
A pocos días de la elección presidencial la polarización que el oficialismo esperaba no se produjo.  
Tras una competencia de carpetazos y escándalos (la estafa de Niembro y MacriAníbal Fernández y la efedrina,  el entrelazamiento entre narcos y policías en Rosario, gobernada por los aliados de Stolbizer, etc.) ninguno de los candidatos patronales logra dar un salto en las encuestas. 
Este estancamiento es un reflejo del impasse de los candidatos principales frente a la crisis mundial, que golpea la economía argentina. La ilusión de implementar una devaluación “controlada” luego de octubre se disipa al ritmo del derrumbe de Brasil. 
El pago a los fondos buitres - como condición para acceder al endeudamiento externo -, la devaluación del peso y el aumento de la tarifas, es el programa común de los tres “candidatos del ajuste”.  
Con matices, esto es lo que los tres fueron a ratificar al coloquio de IDEA (que reunió en Mar del Plata a unos mil empresarios; los más poderosos del país).  
Allí las patronales exigieron además una rebaja de impuestos y una mayor flexibilidad en las empresas. Es decir un plan de guerra contra los trabajadores. 
En nuestro gremio, la restructuración empresarial - que se va a profundizar luego de las elecciones - comenzó hace rato: Worldcolor, DonnelleyCortiñas, Vulcano, Poligráfica del Plata son algunos de los talleres que fueron vaciados por patronales “buitres” o “Nac&Pop”. 
¿Es posible enfrentar el ajuste y al mismo tiempo apoyar a los políticos que lo promueven? Evidentemente no.  
Por ejemplo: ¿por qué el sindicato gráfico no denuncia a Spolski, que cerró Poligráfica y dejó en calle a decenas de familias sin pagarles un peso, y ahora  encabeza la lista del kirchnerismo en Tigre?  
El voto a ScioliMassa o Macri es un voto a los verdugos de los trabajadores. Stolbizer, que ya integra un frente con Macri en nueve provincias y anunció que lo votaría en un eventual ballotage, no puede ser alternativa.    
Para fortalecer el campo de lucha contra el ajuste la única opción es el Frente de Izquierda. Sus listas están integradas además por numerosos compañeros de nuestro gremio como Néstor Pitrola y reconocidos dirigentes fabriles de InterpackMorvillo, AGR-Clarín, Donelley y otros talleres.  
 Llamamos a no caer en la trampa del mal menor y votar la boleta completa del Frente de Izquierda: desde Del Caño hasta  las listas municipales en cada distrito.  
Existen grandes chances de conquistar diputados nacionales en Buenos Aires (Néstor Pitrola), en la Ciudad de Buenos Aires (Gabriel Solano), en Córdobaen Salta y en Mendoza.  
Un incremento de la bancada del Frente de Izquierda en el Congreso  Nacional  reforzaría las luchas obreras contra los despidos, por el salario igual a la canasta familiar y el 82% móvil para los jubilados y contra el impuesto al salario y el trabajo en negro y precario. 
Con cada voto, y con la fiscalización de cada compañero que se sume, estaremos contribuyendo a fortalecer una alternativa contra el ajuste y una perspectiva de poder independiente de los trabajadores. El único voto útil es al Frente de Izquierda.  
¡Vamos por más diputados de izquierda!  
              Lista Naranja Gráfica