miércoles, 22 de abril de 2015

GRAFICOS: ¡Ganemos las calles para enfrentar el ajuste!


La semana pasada, convocados por la Lista Naranja Gráfica, centenares de trabajadores nos movilizamos a las puertas del sindicato. Luego de una reunión con la directiva nos fuimos con el compromiso de que en los próximos días se convocaría al plenario de delegados por paritarias y la aceptación de incorporar un punto en el orden del día: una movilización de gremio por Morvillo, WorldColor (WC) y todos los talleres en conflicto.
La recesión económica se refleja en un derrumbe de la actividad gráfica, con epicentro en la rama editorial. A esto se le suma el riesgo directo de perder 6.000 puestos de trabajo (según cálculos del propio gremio) por la reforma del Código Civil que obliga a sustituir, en todas las dependencias del Estado, la papelería por la facturación digital. Todo esto en el marco de una profunda crisis por paritarias que recorre al movimiento obrero.

En este cuadro, la convocatoria al plenario y el planteo de una movilización del gremio -que no sale a las calles por algún taller hace décadas- constituye una orientación acertada de La Naranja para enfrentar de conjunto el ajuste del gobierno y las patronales.

La movilización

En Morvillo se interrumpieron las tareas al comienzo del turno tarde y participaron de la marcha más de 150 trabajadores de los tres turnos. Numerosa fue, también, la columna de AGR-Clarín. Además, se movilizaron Interpack y otros talleres. Lamentablemente, no participaron los compañeros de La Bordó, a quienes invitamos expresamente en una reunión previa y que sin explicación decidieron realizar una movida menor al día siguiente; una actitud divisionista que llamamos a revertir (ver PO N° 1.359).

En la entrevista con la directiva cuestionamos la ausencia de un debate colectivo frente a las paritarias. La Verde elevó, sin consultar a la base gráfica, un pedido del 35 por ciento en dos cuotas. Rechazamos el método y planteamos la necesidad de un 40 por ciento de aumento sin cuotas.

Cuestionamos la salida cooperativista como perspectiva frente a los cierres y despidos masivos. Planteamos, como alternativa, el reclamo al gobierno para que garantice los puestos de trabajo y las condiciones mínimas de convenio, con la producción de libros, manuales, etc. Que se ocupen todas las empresas que cierran y se declaren proveedoras privilegiadas del Estado.

La directiva nos adelantó que propondrá movilizar a la cámara de empresas norteamericanas. Una idea que se inscribe en la consigna "Patria o Buitres" y busca encuadrar nuestros conflictos en una lucha contra agresores externos. No sólo absuelve al gobierno de responsabilidades, sino que nos encolumna detrás de él. Semejante planteo deja afuera, por ejemplo, a los trabajadores de Poligráfica del Plata -del muy "nacional y popular" Szpolsky-, que vienen luchando denodadamente hace cuatro meses contra el cierre. La moción de la Naranja Gráfica será movilizar hacia la Faiga y el Ministerio de Trabajo, que son los verdaderos cómplices de los buitres de afuera y de adentro.

El plenario será también la oportunidad para votar la ocupación de la planta de WC en caso de que no se cobre el salario de abril y que ningún taller realice sus trabajos; algo que de todos modos deberemos garantizar en unidad con todo el activismo.

Morvillo, WC:
una "convocatoria"
contra los trabajadores

El juez de la causa solicitó al síndico que se pronuncie sobre la vigencia del Convenio Colectivo de Trabajo. Este planteo del juez cuestionando el convenio -que la ley, de acuerdo a la última reforma de 2011, garantiza- enciende las alarmas y merece una presentación legal inmediata, rechazando cualquier maniobra.

Cómo parte de esta batalla legal exigiremos la elección de un veedor por parte de los trabajadores en los términos que marca la ley.

Ganemos las calles

El plenario es una instancia importante para discutir cómo enfrentamos el ajuste. Desde La Naranja Gráfica priorizaremos garantizar la acción en común de todos los gráficos. Vamos al plenario con el siguiente planteo recogido en nuestras asambleas: 40 por ciento de aumento sin cuotas ni absorciones; 2 por ciento por antigüedad; ocupación de toda fábrica que cierre o despida; movilización a la Faiga y al Ministerio de Trabajo por Morvillo, WC y todos los talleres en lucha.

 Sebastián Rodriguez, Comision interna de Morvillo

viernes, 17 de abril de 2015

A RAIZ DE LA LUCHA DE WORLDCOLOR


Subordinación a la burocracia y provocaciones, como única política

Ante la inminencia de un salto en el conflicto en WorldColor (WC), el PTS -una vez más- se despacha con una serie de recriminaciones y ataques contra La Naranja Gráfica (ver LVO 597), tergiversando el debate pero, sobre todo, revelando una orientación claudicante frente a la burocracia sindical; es decir, suicida. Repite rigurosamente el esquema que siguió en el conflicto de la ex Donnelley.

Donnelley

Durante todo el conflicto, el PTS evitó cualquier crítica al ongarismo y al gobierno. Se opuso a toda acción en común con La Naranja. Rechazó sacar una declaración conjunta y nuestra propuesta de parar en simultáneo en caso de producirse sanciones o despidos en nuestras fábricas por frenar los trabajos de Donnelley. Todo esto para cobijarse bajo el ala de la burocracia y la consigna K "patria o buitres". Ahora repite calcado el mismo recurso frente a la amenaza de cierre de WC.

Miopía política y sectarismo

En la reunión de ambas agrupaciones -realizada en estos días a instancias de La Naranja, para impulsar una acción de conjunto-, la Bordó ratificó su posición frente a la convocatoria de acreedores y a los fuertes rumores del cierre de la planta de Pilar: "es un ataque de los buitres". Y rechazó otra vez una campaña común en todo el gremio por un plenario de delegados para votar un plan de lucha por WC, por todos los talleres en conflicto y por la paritaria.

Aclaremos que desde La Naranja venimos señalando la gravedad de la situación de WC desde hace un tiempo largo, contra la posición de la Bordó, que consideró los atrasos salariales como una simple maniobra para desalentar los reclamos paritarios. En su artículo reconocen que su miopía se curó con un "baño de realidad", al enterarse de los términos de la convocatoria.

La Bordó no aceptó debatir nada que tuviera que ver con una lucha por movilizar al gremio y se limitó a "exigir" el paro en Morvillo, como estrategia para derrotar el cierre de WC, con el argumento de que "es una misma patronal". Nuestra postura histórica es que no hacemos ningún trabajo de talleres con medidas de fuerza. En solidaridad con Donnelley paramos varias veces nuestros talleres, mientras allí no se paró ni media hora ni se encaró una lucha en regla para que los que responden a la Verde -como las cooperativas- dejen de tomar sus trabajos.

La solidaridad con todos los conflictos es una norma de La Naranja (que contrasta con la actitud de los delegados de WC: jamás aparecieron por Interpack en 16 días de paro).

Pero es muy claro que la derrota del plan de las patronales no puede reducirse a dos plantas. Plantear esto es de una miopía absoluta o de una mala leche incurable. Y para colmo, el PTS en sus notas, da vuelta lo que ocurrió, se arroga haber hecho una propuesta que no sólo provino de La Naranja, sino que además el PTS rechazó.

Antecedentes inmediatos

En Morvillo se frenaron trabajos de WC en el último paro y en los anteriores. Las internas se comunicaron permanentemente para seguir el tema. Por eso, el piquete de trabajadores de WC frente a la planta de Avellaneda, increpando a los trabajadores e insistiendo en que había que parar, fue una provocación inadmisible.

Ya se ha hecho una costumbre de la Bordó hacer escándalos en las fábricas que se solidarizan con los conflictos -dirigidas por la Naranja, digamos de paso-, pero ni aparecer por las cooperativas de la burocracia o por talleres dirigidos por la Verde. Ni hablemos de movilizarse al sindicato para reclamar el plenario de delegados.

Ahora parece que, tomando el planteo de La Naranja (que fue explicado con detalle en la reunión mencionada y una semana antes por los delegados de Morvillo a todos los trabajadores de WC), resolvieron salir a la calle ¡pero no el 15 junto a La Naranja, como les propusimos, sino un día después! Además de absurda, mentirosa y divisionista, esta conducta es, repetimos, suicida.
La lucha WC debe despojarse de actitudes faccionalistas para salir victoriosa. Se necesita un plenario de delegados y un plan de lucha para enfrentar el ajuste. Contra el cierre y los despidos que recorren el gremio, así como por un 40 por ciento de aumento en paritarias. Con este planteo fuimos al sindicato el 15.

Sebastian Rodríguez, secretario general de la comisión interna de Morvillo

GRAN MOVILIZACIÓN GRÁFICA AL SINDICATO


Por un plan de lucha y 40% de aumento

Una gran movilización de centenares de trabajadores pintaron de azul con sus mamelucos a Paseo Colón en la tarde del miércoles.
Con columnas masivas de Morvillo y AGR-Clarín y la presencia de compañeros de otras numerosas graficas, destacándose entre ellos Interpack, que viene de protagonizar un duro conflicto contra la intransigencia patronal, los trabajadores gráficos hicimos sentir nuestros reclamos ante un gremio que no da respuesta.
No fueron de la partida, a pesar de haber sido convocados, los compañeros de Worldcolor y la Bordó, con quienes insistiremos en proponerles, como al conjunto del gremio, una acción común.
Mientras la ruidosa manifestación hacía escuchar sus cánticos y redoblantes en la puerta, un grupo de delegados ingresó -en representación de la movilización- a entrevistarse con la directiva del sindicato.
Allí se planteó la necesidad de una respuesta de conjunto ante las numerosas empresas en crisis y las maniobras de las patronales (Buitres y también “nacionales y populares” como el Grupo Szpolski) que buscan descargar sobre los trabajadores situaciones de crisis, o aprovechan el contexto para intentar avanzar contra condiciones y puestos de trabajo.
En la reunión se habló en particular de la convocatoria de acreedores que afecta a Morvillo y Worldcolor, pero también la de Zanniello, el conflicto de Interpack, el cierre de Vulcano, el reclamo de expropiación de Madygraf, planteamos la necesidad de pelear contra la consumación de los vaciamientos patronales, el limite de la salida cooperativista y el correspondiente reclamo al estado para que sostenga las fuentes de trabajo, se colocó la lucha de Poligráfica del Plata contra el vaciamiento del grupo Garfunkel-Szpolski, o la situación de las empresas de formularios continuos amenazadas por una reforma que plantea la facturación digital. También se discutió la situación de AGR, donde el Grupo Clarín está montando a mediano plazo un cuadro de “crisis” con numerosas deudas, mientras el taller tiene trabajo sostenido. Reclamamos que el sindicato no podía dormir la siesta en este cuadro y la necesidad imperiosa de una respuesta de conjunto.
Respecto de las paritarias rechazamos que el sindicato esté discutiendo paritarias sin haber realizado un plenario de delegados que defina un reclamo, ni asambleas de fábrica que lo impulsen, además de considerar absolutamente insuficiente el pedido del 35%, expresamos el mandato de nuestras asambleas por un 40% de aumento y duplicación de la antigüedad.
La directiva se comprometió a convocar un plenario de delegados para la semana entrante, para discutir las paritarias y como un punto en particular, agregar en la orden del día la situación de Morvillo, Worldcolor y los talleres en crisis y la puesta a consideración de una movilización del gremio.
Como dijo el delegado de Morvillo que cerró la jornada frente a la numerosa manifestación, no podría ser mejor el inicio de esta lucha que recién comienza.

Lista Naranja Gráfica 15-04-15


miércoles, 15 de abril de 2015

La Lista Naranja convoca a los gráficos a movilizarse


15 de abril, las 15 horas, desde Paseo Colón y Av. Belgrano hasta la sede del sindicato

El cuadro de la industria gráfica es alarmante. Al cierre de Vulcano, Donnelley y  Poligráfica del Plata  - del empresario vaciador amigo del gobierno, Spolszki - se suma ahora la convocatoria de acreedores en Morvillo, Worldcolor y Zaniello y algunos conflictos muy duros, como el de Interpack, contra los planes de flexibilización de las patronales.
Es necesario un plan de lucha de todo el gremio para frenar esta ofensiva empresaria, que cuenta con la complicidad oficial (ni el Ministerio de Nación ni el de la Provincia de Bs. As. han hecho nada contra estos atropellos, pese a las numerosas denuncias).
En este escenario se inscribe la negociación paritaria, que será otro campo de choque contra las patronales que quieren descargar su crisis sobre nuestras espaldas.
La Lista Naranja Gráfica convoca a todos los talleres en lucha y a todos los gráficos a movilizarnos hoy, miércoles 15 de abril a las 15 horas, desde Av. Belgrano y Paseo Colón a la sede de la Federación Gráfica Bonaerense para reclamarle a la directiva que convoque al plenario de delegados por:
1) Un plan de lucha para frenar los cierres y despidos.
2) Un 40 por ciento de aumento paritario, sin cuotas. Por la abolición del impuesto al salario.
3) La ocupación de toda fábrica que cierre.
4) Exigir la apertura de todos los libros de las empresas en convocatoria de acreedores o que se declaren en crisis.

LISTA NARANJA GRÁFICA
Miguel Bravetti (Interpack): 15 6112 7942.
Pablo Viñas (AGR-Clarín): 15 5653 9481
Sebastián Rodríguez (Morvillo): 15 6415 4997

miércoles, 8 de abril de 2015

El 15 de abril, a las 15 horas


Nos movilizamos por nuestras reivindicaciones

La industria gráfica creció 5,5 puntos por arriba del promedio de toda la industria durante la primera década del kirchnerismo, en base a salarios de miseria y una brutal precarización. Hablando en criollo: las patronales gráficas “la juntaron en pala”.
Un gran aporte a esta realidad lo hizo la directiva del sindicato que aceptó sin chistar, año tras año, los topes paritarios del gobierno.
Hoy pretenden descargar los costos de la recesión económica sobre nuestras espaldas, con despidos, suspensiones y cierres. La directiva del sindicato hasta ahora no movió un dedo contra este ajuste, incluso dio la espalda al enorme pronunciamiento que significó el paro del 31 de marzo, como si los gráficos no tuviéramos sobradas razones para ir a la huelga.
La crisis en el gremio
El cuadro es alarmante. Al cierre de Vulcano, Poligráfica del Plata, Donnelley y antes los despidos en Cortiñas o Impresores se suma ahora la convocatoria de acreedores en Morvillo, Worldcolor y Zaniello. Debemos agregar los centenares de despidos y “retiros voluntarios”. Hubo más de cien desvinculaciones en la mencionada Worldcolor.
Es falso, como pretenden señalar los ultraoficialista de la Verde que estamos frente a un ataque de las “multinacionales buitres” (enfoque en el que coinciden los compañeros de la Lista Bordó). Esa es una línea de subordinación política al gobierno.
El mismo gobierno cómplice del cierre de Donnelley que ahora opera contra la expropiación de la fábrica. El gobierno que extiende la ley de blanqueo de capitales, para beneficiar a los lavadores de dinero eximiéndolos de todo tipo de impuesto, mientras confisca a los trabajadores aplicando el impuesto a los salarios. Los buitres están afuera pero tambien adentro.
Alcanza con señalar el ejemplo de Poligráfica del Plata: su vaciador Spolski - aliado incondicional de los K- no dudó en dejar más de 60 familias en la calle y sin un peso.
¡Para enfrentar el ajuste es necesario romper los lazos con la política antiobrera del gobierno!
Plan de lucha
Es imperiosa la convocatoria al plenario de delegados para discutir un plan de lucha de conjunto frente a la ofensiva de las patronales y el gobierno. La próxima paritaria se inscribe en este escenario: la defensa del salario es parte esencial de esta lucha. Pero el plenario tiene que ser ahora, para resolver cómo encarar la negociación, no cuando todo esté cocinado.
Ahora, para votar un reclamo que no puede ser inferior al 40%, sin cuotas ni absorciones, como impulsaron en sus asambleas los trabajadores de AGR-Clarín, Morvillo e Interpack.
La Lista Naranja Gráfica convoca a todos los talleres en lucha y a todos los gráficos a movilizarnos - el miércoles 15 de abril a las 15 horas - por nuestras reivindicaciones. Vayamos al sindicato a exigir el plenario de delegados por:
1) Un plan de lucha para frenar los cierres y despidos.
2) Un 40% de aumento paritario, sin cuotas. Por la abolición del impuesto al salario.
3) La ocupación de toda fábrica que cierre.
4) Exigir la apertura de todos los libros de las empresas en convocatoria de acreedores o que se declaren en crisis.

LISTA NARANJA GRÁFICA 07/04/15
Cel. 11 611 27942.
naranjagrafica@yahoo.com.ar

jueves, 2 de abril de 2015

En gráficos, con mar de fondo


Hace un mes, los trabajadores de WorldColor pararon para asegurarse el cobro de los salarios que la patronal pretendió fraccionar. Ahora no les abonó el adelanto mensual y pone en duda los pagos de marzo; el taller está nuevamente parado.

Hace tiempo que la patronal agita el fantasma de la crisis (impulsó "retiros voluntarios", argumentando que no tiene suficiente caudal de producción) y viene desarrollando una línea de provocaciones para desmoralizar a la base y preparar el terreno para un ataque mayor. En estos días se presentó a convocatoria de acreedores.

Morvillo, la otra planta de QuadGraphics en Argentina, también fue concursada, aunque en un procedimiento administrativo separado.

La convocatoria puede ser utilizada para justificar todo tipo de atropellos a las condiciones de trabajo o algo peor; una versión -aunque desmentida en una nota periodística- sostiene que se prepara el cierre de WorldColor.

Necesitamos una lucha de conjunto

Pero esta amenaza directa sobre los casi 600 puestos de trabajo de Morvillo y WorldColor tiene lugar en un contexto de derrumbe de la actividad gráfica; por estas horas, la patronal de Zanniello también se presentó en convocatoria; los compañeros de Poligráfica del Plata luchan contra el cierre por parte del empresario K, Szpolski; una reciente resolución de la Afip ordena a las dependencias estatales adoptar en breve la facturación electrónica, lo que llevará de cabeza al cierre de infinidad de talleres que "viven" de la impresión de comprobantes.

Está muy claro que no enfrentamos sólo una cuestión de atrasos salariales o despidos puntuales que pueda resolverse con un poco de presión; lo que necesitamos es una gran acción colectiva de todo el gremio.

La responsabilidad del sindicato

La solidaridad empieza por reunir al cuerpo de delegados y comprometerse en que nadie haga los trabajos de WorldColor, por impulsar la ocupación de todo taller que cierre para exigir al Estado que garantice la continuidad (si la salida "cooperativa" siempre fue un fiasco ni qué hablar en el cuadro actual). La respuesta contra los despidos debe sumarse a la defensa del salario, es necesario votar el reclamo del 40% de aumento y la abolición del impuesto al salario. Por último, la movilización por todos los talleres en conflicto: Interpack, Poligráfica, Zanniello y MadyGraf, entre otros.

El paro en gráficos

El paro del 31 fue una oportunidad para ganar las calles por estos reclamos.

La directiva verde -cristinista incondicional- se opuso a la huelga del 31 de marzo, como ocurrió con los paros anteriores. Consideraron que el gobierno es víctima de "intentos destituyentes" similares a "la marcha opositora al gobierno de Dilma Rousseff en Brasil” o a "la burda intentona de Estados Unidos de intervenir en los asuntos internos de la hermana República Bolivariana de Venezuela". En nombre del "proyecto nacional y popular" avalan todas las porquerías del gobierno.

En alguna ocasión polemizamos incluso sobre su justificación del impuesto al salario (que luego debió "acomodar" con un planteo ambiguo sobre la renta financiera). Las miserables escalas del convenio están lejos del mínimo no imponible, pero hay un grupo de talleres que sí son alcanzados por los descuentos. El resto sufre los techos paritarios, el retraso de los últimos acuerdos salariales y, por supuesto, los despidos. O sea, sobran los motivos para parar.

La tapa del boletín de La Naranja, que se está distribuyendo desde hace varias semanas, denuncia la tregua y llama a pasar por encima de la burocracia. El viernes 20 realizamos asambleas simultáneas en nuestros talleres para votar el paro y la exigencia a la directiva de que adhiera el 31 por todos nuestros reclamos. Se votó participar de los piquetes para darle un carácter activo a la medida, delimitándonos de los convocantes. Los talleres que garantizan el paro -Morvillo, AGR, Ipesa, Interpack- fueron a Puente Pueyrredón; los de zona oeste al corte de las avenidas Gaona y Vergara, y  los activistas de la zona norte se sumaron a los cortes de la Panamericana.

MIGUEL BRAVETTI

jueves, 26 de marzo de 2015

ELECCIONES EN INTERPACK



Luego de quince años de dirección naranja del taller, la noticia de un nuevo triunfo podría parecer intrascendente. Sin embargo, importa destacarla por las circunstancias en que se ratificó por amplia mayoría (casi 80 por ciento) la orientación combativa.

El conflicto de diciembre y enero -por salarios y la incorporación de más personal- que pasó por quince días de paralización total de la planta, paros parciales, cortes y marchas, sigue sin solución. La postergación de las medidas de fuerza dio paso a una situación de choques permanentes en cada sector y a un clima de constante tensión.

En este marco, luego de varios años sin oposición, la patronal impulsó la presentación de una lista, abiertamente apoyada por la oficina de personal.  El porcentaje minoritario que obtuvo refleja a una fracción que rechaza la línea de defensa consecuente del convenio colectivo, en nombre de algunos falsos "beneficios" como las horas extras.

El activismo, que tomó en sus manos la campaña, celebró el resultado como lo que es: un triunfo de la organización sindical clasista, que nos refuerza de cara a los desafíos planteados.

Miguel Bravetti

miércoles, 18 de marzo de 2015

SUTNA San Fernando

SUTNA San Fernando
Convocatoria a PLENARIO OBRERO:
Ante los gravísimos problemas económicos causados en una gran cantidad de trabajadores a causa de los descuentos producidos por el impuesto al salario, que toma una gigantesca relevancia luego de pasar largamente el año y medio sin ninguna modificación y la preocupación de todos los compañeros por el efecto que esta problemática tendrá sobre las paritarias, que ha llevado incluso al llamado a un paro del trasporte para el 31 de marzo:
Desde el SUTNA SAN FERNANDO invitamos a todos los sindicatos, seccionales, comisiones internas, delegados, activistas y todo tipo de organizaciones de trabajadores democráticas y combativas, a realizar un plenario el día sábado 21 de marzo a las 14:30 hs. en el salón del SUTNA SAN FERNANDO ubicado en la calle Paúl Harris 2950 Victoria provincia de Buenos Aires (a media cuadra de la fábrica FATE). Teléfono 4714-6756 o 4714-7040, dirección de mail: seccionalsanfernando@hotmail.com. Con el fin de discutir estos problemas y decidir iniciativas concretas a llevar adelante, así como debatir la situación de despidos y suspensiones que intentan imponer las patronales apañadas por la burocracia sindical y el gobierno.
SUTNA SAN FERNANDO.

jueves, 12 de marzo de 2015

#24M: a copar la Plaza de Mayo


Y todas las plazas del país

Las vísperas del 24 de marzo se caracterizan por una agudización de la crisis política en todos los planos. La muerte del fiscal Nisman ha puesto de manifiesto que a 39 años del golpe genocida de los Videla y Massera el Estado sigue siendo en lo esencial un aparato de espionaje y represión contra el conjunto de la población. El affaire Stiuso también permitió poner en evidencia que los sucesivos gobiernos constitucionales han preservado los servicios de inteligencia de la dictadura militar. El gobierno "nacional y popular" del kirchnerismo fue más lejos aún, al promover el entrelazamiento de la Side con los aparatos de espionaje de estados extranjeros, en primer lugar la CIA y el Mossad. A la represión y el espionaje se le suma la pérdida de toda soberanía nacional.

Crímenes de Estado
Argentina arrastra un largo proceso de impunidad, que incluye a crímenes contra el pueblo, perpetrados directa o indirectamente por el aparato del Estado. La lista comprende al atentado contra la Embajada de Israel y la sede de la Amia pero no se detiene allí. Deben integrarse la voladura del arsenal de Río Tercero, a fin de eliminar las pruebas del tráfico de armas a Croacia, los muertos en los accidentes ferroviarios como resultado del entrelazamiento de funcionarios y empresarios amigos, las víctimas de la trata de mujeres y del narcotráfico, los pibes asesinados por el gatillo fácil o las ejecuciones producidas por las patotas de la burocracia sindical y sus barrabravas que crecen al amparo de políticos patronales y burócratas.

El gobierno nacional, que se ha valido de la demagogia de los derechos humanos para borrar su pasado menemista y cooptar a ciertos dirigentes u organismos, es el máximo responsable político de estos crímenes contra el pueblo. El kirchnerismo gobernó con Stiuso en la Side, con las patotas de la burocracia sindical para regimentar a los trabajadores y preservó a la mafia pejotista en las provincias y municipios, que, como se sabe, es quien regentea el negocio del narcotráfico y la prostitución.

El oficialismo trata de eludir su responsabilidad culpando al "partido judicial". Pero fue el kirchnerismo (y no otro) quien nombró a la mayoría de los jueces y fiscales actuales. La disputa entablada entre ellos es el resultado de una fractura entre socios que gobernaron juntos durante una década. El pasaje de todo un sector de la clase capitalista a la oposición al gobierno quebró también el aparato del Estado, a sus servicios y a su poder judicial. Fue este sector el que promovió el 18F, al que se sumaron los Macri, Massa, Sanz y cía. Este aparato judicial opositor, así como el que todavía se mantiene leal al oficialismo, es responsable, junto con los sucesivos gobiernos, de los principales hechos de impunidad en el país. En nombre de esa vieja complicidad, el kirchnerismo ha salido a tramitar una tregua con ellos.

18F y 1M
La filiación derechista de los convocantes del 18F no puede ocultar ni por un minuto que el gobierno se vale, también, de una base política similar. CFK se desprendió de Stiuso, pero sólo para entregarle el aparato de espionaje al genocida Milani, quien controla ahora no sólo la inteligencia militar sino también la Side. Fue Milani quien, junto a Berni, armó el Proyecto X para espiar a los luchadores populares. El cuño antinacional de esta política lo prueba la vigencia de la "ley antiterrorista", aprobada por el kirchnerismo a pedido del imperialismo yanqui.

Llegamos a este 24 de marzo con un kirchnerismo en estado avanzado de disolución. Los camporistas, que en el pasado querían disputarle a la izquierda y al movimiento popular la Plaza de Mayo, ahora se alistan en la nueva Side votada a las apuradas en el Congreso, y terminarán haciendo espionaje para Macri o Scioli. Son los mismos que hacen operativos conjuntos con Milani y las fuerzas armadas, algo de lo que se valdrá la clase capitalista en un futuro cercano para reconstruir el aparato militar quebrado por el desprestigio de la dictadura y la derrota de Malvinas. El camporismo y los organismos de derechos humanos cooptados son ‘funcionales’ a la derecha.

#24M
Luego del 18F de la oposición patronal y del 1M del gobierno de Milani y del Proyecto X, el movimiento popular tiene que ganar la calle en su gran jornada de lucha: el 24 de Marzo. Vamos por los 30.000 compañeros, por la apertura de los archivos de desaparecidos de la Side, para que se vaya Milani, por el esclarecimiento de todos los crímenes contra el pueblo, por la anulación de la ley ‘Antiterrorista’, por la aparición con vida de Jorge Julio López, por el desprocesamiento de todos los luchadores populares.

Gabriel Solano

lunes, 9 de febrero de 2015

Interpack-Grupo Zupan:

La Matanza. 09/feb./15

COMUNICADO DE PRENSA

Interpack-Grupo Zupan:
Nuevo corte, ante el fin de la conciliación obligatoria y la falta de respuestas de la patronal

Luego de veinte y cinco días de conciliación obligatoria - dictada por el Ministerio de Trabajo de Nación - el conflicto, que comenzó a mediados de diciembre del año pasado, sigue en un “punto muerto”.
Pese a los múltiples y evidentes esfuerzos que realizamos los trabajadores para hallar una vía de negociación la patronal persiste en su actitud antisindical y cerrada todo diálogo.
Incluso envió telegramas a varios compañeros adelantándoles que luego de finalizada la instancia administrativa tomaría sanciones contra ellos argumentando diversas causas.
Ni el Ministerio de Trabajo de Nación, ni el de la provincia de Bs. As., ni el gobierno municipal, todos organismos a los que recurrimos, contribuyeron a encauzar esta situación, que lejos de tender a normalizarse, se agravará.
Mañana, martes 10 de febrero, fecha en que se vence el plazo de conciliación haremos un nuevo corte del Camino de Cintura y la Ruta 3 (desde las 6.00 hs).
Exigimos el cese de la práctica desleal y una negociación seria sobre el bono, los adicionales, la incorporación del personal faltante, el pase al convenio gráfico de los tercerizados y administrativos  y todos los puntos reclamados.
Comisión interna de Interpack (planta 1)

MIGUEL BRAVETTI: 15 6112 7942
EMMANUEL ORTÍZ: 15 3948 9493
DARÍO BERNASCONI: 15 3703 4352
CLAUDIO LESCANO: 15 5096 0732

jueves, 5 de febrero de 2015

Interpack: se resolvió un nuevo corte

Ante la intransigencia de la patronal y la complicidad de Ministerio de Trabajo

Transcurridos los primeros quince días de la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo de Nación, el conflicto sigue sin solución.

Incluso peor, ya que la empresa -apoyándose en una ambigüedad del decreto- no abonó los tres días de paro de mes de enero. Tampoco, desde ya, los quince días de diciembre durante los cuales la planta estuvo paralizada ni reinstaló el dispositivo de envasado que desmanteló durante las vacaciones.

 Las tres audiencias que se realizaron fueron un simple trámite; la patronal se limitó a reiterar su negativa, por boca de sus abogados. Una vez más, por si hiciera falta, queda demostrado el rol cómplice del Estado, que no mueve un dedo para asegurar el cese de la conducta antisindical de la empresa.

Frente a esto los trabajadores resolvimos realizar un nuevo corte del Camino de Cintura desde muy temprano el martes 10, fecha en que tendrá lugar la última reunión antes de que las partes queden formalmente liberadas. Convocamos a todas las organizaciones sindicales y políticas a participar solidariamente como lo vienen haciendo hasta ahora.

Llamamos al sindicato gráfico a realizar un urgente plenario de delegados en solidaridad con Interpack, MadyGráf (ex Donnelley), Talleres Santa Fe y por la reapertura inmediata de la paritaria.

 Comisión interna de Interpack (planta 1)

lunes, 26 de enero de 2015

INTERPACK: HOY NOS MOVILIZAMOS AL MUNICIPIO.


INTERPACK: HOY NOS MOVILIZAMOS AL MUNICIPIO.
Como parte del plan de lucha que desde hace un mes y medio venimos desarrollando, hoy a las 10 horas nos movilizamos - acompañados de numerosas organizaciones sindicales solidarias - desde la esquina de Arieta y la Ruta 3 hacia el edificio municipal, con el propósito de entrevistarnos con el jefe comunal Sr. Fernando Espinoza.

El martes 13 de enero el Ministerio de Trabajo de Nación dictó una conciliación obligatoria (luego de la denuncia realizada por la interna y el gremio a raíz de una maniobra vaciadora de la patronal). A casi dos semanas no ha habido el menor avance en las negociaciones; por el contrario, la empresa no abonó los días caídos como establece la ley.

Previendo un agravamiento del conflicto, que inevitablemente ocurrirá de no modificarse la conducta empresaria, es que solicitamos al intendente Espinoza, en su carácter de máximo responsable político del distrito, una mediación que contribuya a encauzar una negociación.
Al reclamo de un bono salarial y un aumento de los adicionales, la incorporación del personal faltante y la efectivización de los tercerizados agregamos el cese de toda práctica desleal.

TRABAJADORES Y COMISION INTERNA DE INTERPACK (PLANTA 1)

Miguel Bravetti: 15 6112 7942
Emmanuel Ortíz: 15 3948 9493

jueves, 22 de enero de 2015

Interpack: el lunes 26 nos movilizamos al municipio

La Matanza, 21 de enero de 2015

COMUNICADO DE PRENSA

Interpack: el lunes 26 nos movilizamos al municipio

Como parte del plan de lucha que desde hace un mes y medio venimos desarrollando, el próximo lunes 26 a las 10 horas nos movilizaremos - acompañados de numerosas organizaciones sindicales solidarias - desde la esquina de Arieta y la Ruta 3 hacia el edificio municipal, con el propósito de entrevistarnos con el jefe comunal Sr. Fernando Espinoza.

El martes 13 el Ministerio de Trabajo de Nación dictó una conciliación obligatoria (luego de la denuncia realizada por la interna y el gremio a raíz de una maniobra vaciadora de la patronal). La empresa sin embargo no abonó los días caídos e incluso descontó “viáticos” y “presentismo” por las asambleas. Esta actitud ilegal será enérgicamente denunciada ante las autoridades.

 Previendo un agravamiento del conflicto, que inevitablemente ocurrirá de no modificarse la conducta empresaria, es que solicitamos al intendente Espinoza, en su carácter de máximo responsable político del distrito, una mediación que contribuya a encauzar una negociación.

Al reclamo de un bono salarial y un aumento de los adicionales, la incorporación del personal faltante y la efectivización de los tercerizados agregamos el cese de toda práctica desleal.

Trabajadores y Comisión Interna de Interpack (planta 1)

Para comunicarse:

Miguel Bravetti: 15 6112 7942
 Emmanuel Ortíz: 15 3948 949

jueves, 15 de enero de 2015

LA LUCHA DE INTERPACK GANA LAS CALLES





​COMUNICADO DE PRENSA

LA LUCHA DE INTERPACK GANA LAS CALLES



Como parte del plan de lucha que desde hace más de un mes venimos desarrollando ayer realizamos un corte en la rotonda de San Justo (Camino de Cintura y Ruta 3), que tuvo una enorme repercusión en los medios nacionales.

De la medida participaron solidariamente numerosas organizaciones sindicales y políticas: la Coordinadora Sindical Clasista-Partido Obrero, el Polo Obrero, el Suteba-La Matanza, estatales, trabajadores de Subte, choferes de Ecotrans, bancarios, la Federación Universitaria de Buenos Aires, centros de estudiantesy las comisiones internas gráficas de Artes Gráficas Rioplatense-Clarín, Anselmo Morvillo, IPESA, y MadiGráf (ex Donnelley).

El martes 13 el Ministerio de Trabajo de Nación dictó una conciliación obligatoria luego de la denuncia realizada por la interna y el gremio a raíz de una maniobra vaciadora de la patronal (desmanteló parte de una máquina Pegadora durante el receso vacacional) y luego del corte también intervino el Ministerio provincial. Ambos organismos se comprometieron a hacer un seguimiento de las negociaciones.

Al reclamo de un bono salarial y un aumento de los adicionales, la incorporación del personal faltante y la efectivización de los tercerizados agregamos el cese de toda práctica desleal y la apertura de una negociación seria sobre la multitud de temas pendientes.



La próxima iniciativa será una movilización el viernes 23 al edificio municipal de La Matanza con el fin de lograr una entrevista con el intendente Espinoza.



TRABAJADORES Y COMISIÓN INTERNA DE INTERPACK (planta 1)



Para comunicarse:

Miguel Bravetti: 1561127942

Emmanuel Ortíz: 1539489493

miércoles, 7 de enero de 2015

INTERPACK: EL CONFLICTO CONTINÚA MUY FUERTE

COMUNICADO DE PRENSA

INTERPACK: EL CONFLICTO CONTINÚA MUY FUERTE


Luego de las dos semanas de vacaciones, durante las cuales el conflicto quedó en suspenso, la empresa “nos recibió” con la novedad de que se había llevado parte de una máquina Pegadora (un dispositivo que facilita el envasado de los estuches) lo que motivó que el primer día volviéramos a parar totalmente la planta, además de realizar la denuncia administrativa correspondiente.

Las asambleas debatieron con profundidad el balance de lo hecho hasta ahora, de los doce días huelga general, de la gran unidad que se ha generado en torno a los reclamos y todo lo que está en juego en el conflicto. Se votó, prácticamente por unanimidad, retomar el plan de lucha empezando con medidas de menor intensidad dentro de la planta - una rebaja de la producción en todos los sectores –reforzando las acciones y la movilización afuera.

La empresa nos informó también que decidió sumar 1.100 pesos a los “1.800 pesos en tres cuotas” acordados entre el gremio y la cámara, pero que ese plus solo sería para administrativos y trabajadores de otras plantas del Grupo Zupan y no incluía al personal que participa de la huelga.

El mensaje es: “premiamos al que no lucha”. Sin embargo está muy, muy claro que sin nuestra lucha esa suma adicional (que sigue estando muy lejos de nuestro reclamo) nunca hubiera aparecido.

La patronal busca poner un cerco al conflicto en la planta 1 tirando unas monedas para comprar la voluntad y la dignidad del resto. Llamamos a rechazar esta maniobra y a sacar la conclusión correcta: la lucha es el único recurso efectivo que nos deja una patronal inflexible y renuente a cualquier negociación.

El conflicto seguirá entonces con esta nueva modalidad al principio; durará y escalará todo lo que sea necesario, por la recomposición salarial, la incorporación del personal faltante y todas nuestras reivindicaciones postergadas.



Comisión Interna de Interpack (planta 1). 06/01/15



Miguel Bravetti: 15 6112 7942

Emmanuel Ortíz: 15 3948 9493

lunes, 29 de diciembre de 2014

Interpack: una lucha decisiva



Luego de 15 días de iniciado el plan de lucha y 11 de huelga general, el conflicto entró en un compás de espera por el cierre de las plantas, pautado con anterioridad.

Con el correr de la huelga, fue quedando claro que la línea de la patronal es asumir los costos (que son enormes) pero no ceder, apostando a vencernos por agotamiento; incluso no denunció el conflicto al Ministerio de Trabajo. De nuestro lado, sin embargo, se fue reforzando el compromiso de todos los sectores, los debates en las asambleas se hicieron más participativos y creció la conciencia de lo que está en juego en esta lucha. Es decir que luego de dos semanas, la confrontación se hizo más inflexible.


No sólo el salario

El retraso salarial es desde ya un aspecto. La paritaria gráfica quedó al menos diez puntos debajo de la inflación y la prometida reapertura concluyó en el pedido de una suma fija, la cual sólo serviría para tirar hasta abril o mayo, en caso de concretarse. La falta de iniciativa de la burocracia gráfica disparó reclamos y conflictos en varios talleres (Morvillo, Ipesa, AGR, etc.).

En todos ellos, el sindicato estuvo ausente y tampoco apareció por Interpack, a pesar de que fue convocado al acto organizado por la Coordinadora Sindical Clasista frente a los portones, el que contó con la presencia de numerosos cuerpos de delegados y dirigentes. Otro ausente fue la Agrupación Bordó, que envió una adhesión pero tampoco se acercó jamás.

Si bien el detonante del conflicto fue el bono (el ofrecimiento de la empresa fue interpretado como una provocación), estamos ante una situación que se viene incubando desde hace tiempo, cuyo meollo es el siguiente: la patronal del grupo Zupan, que no deja de expandirse, ha logrado imponer una férrea regimentación en todas sus empresas, mientras que en Interpack 1 -que es la planta más pequeña, pero que por su capacidad productiva y otras razones es el corazón del grupo- chocó con una permanente resistencia.
La organización sindical de Interpack 1, centrada en un núcleo importante de militantes y simpatizantes del Partido Obrero, es una de las más sólidas de toda la industria; por eso ha sido cabeza de la oposición gráfica por más diez años. La vigilancia sobre el proceso de trabajo y el cumplimiento del convenio colectivo es estricta y eso genera una constante tensión.

Por otro lado, la patronal no acepta el menor margen de negociación y existen una serie de reivindicaciones irresueltas: por ejemplo, la brecha entre las categorías más altas y las más bajas es considerable. Aunque no hay despidos, las últimas incorporaciones se lograron con la ocupación del 2007 y sólo por jubilaciones se desvincularon desde entonces más de veinte compañeros. Por esta vía indirecta, se produjo una reducción del plantel que en parte fue cubierta con horas extras. Hay un pequeño núcleo de tercerizados de limpieza y un servicio de mantenimiento externo para los fines de semana, que la patronal rechaza encuadrar en el convenio gráfico. Todo esto fue oportunamente denunciado al Ministerio de Trabajo.


¿Cómo sigue?

Luego de examinar y desestimar otras medidas, se concluyó en que lo mejor era retomar el plan de lucha el 5 de enero, a la vuelta del receso; la primera asamblea del turno mañana resolverá cómo continuar. La intensión de precipitar un desenlace no se verificó y la previsión es que el conflicto será prolongado.

El "gasto" de los días perdidos se va sentir mucho en la primera quincena de enero; a esto se suma que una parte del personal no arranca todavía. Por su dureza y por lo que involucra, estamos ante un conflicto decisivo para el futuro de La Naranja y de la oposición clasista en el gremio. Será vital la reacción que pueda producirse en las otras plantas, en especial en Interpack 2, y la solidaridad activa de las internas y sectores combativos del movimiento obrero. Vamos con todo a quebrar la intransigencia de la patronal.

Miguel Bravetti

viernes, 19 de diciembre de 2014

INTERPACK: CON O SIN VACACIONES EL CONFLICTO SIGUE.

REENVIAMOS COMUNICADO DE PRENSA DE LOS TRABAJADORES DE INTERPACK

 CON O SIN VACACIONES EL CONFLICTO SIGUE.
    Después de 12 días de plan de lucha y diez días de paro general, el conflicto sigue muy fuerte. Las asambleas son muy participativas y todas las resoluciones se debaten y adoptan  prácticamente por unanimidad.

La empresa por su parte, sigue intransigente. Apostando al agotamiento y a que luego de las vacaciones (la planta cerrará las dos semanas de las fiestas) el  conflicto se levante a cambio de nada.  Pero la unidad y la voluntad de llevar esta lucha al triunfo, es total. Las vacaciones serán solo un impasse; nuestro plan de lucha continuará y se profundizará de ser necesario.

 La asamblea general votó una batería de iniciativas. Una de ellas fue impulsar una reunión de todas las internas del Grupo (Interpack 2, Celomat, Papelera, etc.) para unificar los reclamos.

Sabemos que la falta de disposición de las direcciones es el principal obstáculo y también sabemos que la coordinación alcanzaría para quebrar la actitud de la patronal. Se resolvió, además, hacer una gran agitación sobre todo el gremio, en particular sobre las plantas adonde podrían derivar nuestros trabajos; y proponer a todas las organizaciones solidarias con nuestra lucha una movilización al poder político de La Matanza.

Llamamos al sindicato gráfico a apoyar el conflicto y a reunir al plenario de delegados para resolver acciones de todo el gremio por el triunfo de las luchas en curso y por la reapertura de las paritarias.
Nuestros reclamos: la recomposición de nuestro salario carcomido por la inflación, un adicional equivalente a un doble aguinaldo para compensar los brutales descuentos por el impuesto a las Ganancias que sufrimos y por la incorporación bajo convenio de todos los tercerizados, son banderas de gran parte del movimiento obrero.



Trabajadores y Comisión Interna de Interpack 1.

19/12/14



Para comunicarse:

Miguel Bravetti: 15 6112 7942

lunes, 15 de diciembre de 2014

Continúa el paro general de Interpack por salario y la incorporación de personal

La Matanza, 15  de diciembre de 2014
Continúa el paro general de Interpack  por salario y la incorporación de personal

Martes 16, a las 12 horas, acto en los portones de la planta 
(Temple y Mosconi. Lomas del Mirador. La Matanza)
Luego de diez días de plan de lucha y cuatro de huelga general el conflicto sigue sin resolución.
La empresa mantiene su postura intransigente respecto a cada uno de los reclamos: 1) Un bono anual equivalente a un medio aguinaldo; 2) 15 por ciento de aumento inmediato en los adicionales; 3) incorporación del personal faltante, empezando por los tercerizados de limpieza y mantenimiento.
El reclamo salarial busca compensar la pérdida de más de diez puntos en la escala gráfica que implicó la paritaria 2014-15. A esto se suma la sangría por el impuesto a las Ganancias.
Por otro lado, desde hace años, la empresa mantiene “congelado” el ingreso de nuevo personal; cerca de veinticinco compañeros se jubilaron sin que se cubrieran esos puestos - lo que fue compensado por una mayor carga de trabajo y horas extras y personal contratados-. El personal administrativo (más de cien trabajadores) se encuentra ilegalmente excluido del convenio colectivo.
Esta situación fue reiteradamente denunciada ante el Ministerio de Trabajo, sin recibir respuesta alguna.
El Grupo Zupan es un poderoso conglomerado de empresas que incluye las dos Interpack (ambas ubicadas en La Matanza), Celomat, Papelera del Sur, Farmográfica, koch, Vidra, Otok, MWV, Beyga Humaitá, TetraPack,  La Selecta de Chile e Innovapack de Brasil.
Los trabajadores de Interpack llaman a todas las organizaciones sindicales y sociales, en especial a las comisiones internas combativas, a rodear de solidaridad el conflicto y convocan a un acto el martes 16 a las 12 horas frente a la planta (ubicada en Temple 2780, Lomas del Mirador).
Trabajadores y Comisión Interna de Interpack (planta 1)
Para comunicarse:
Miguel Bravetti, sec. gral.  Comisión interna: 15 6112 7942
Emanuel Ortíz, delegado Comisión Interna: 15 3948 9493

martes, 9 de diciembre de 2014

COMUNICADO DE PRENSA

La Matanza, 9 de diciembre de 2014
COMUNICADO DE PRENSA
INTERPACK SA (PLANTA 1) EN LUCHA POR SALARIO Y LA INCORPORACIÓN DE PERSONAL
La reciente celebración por los noventa años de Herman Zupan, fundador del Grupo Zupan, fue la oportunidad para exhibir el poderoso conglomerado de empresas que integran el holding: Interpack 1 y 2 (ambas ubicadas en La Matanza), Celomat, Papelera del Sur, Farmográfica, koch, Vidra, Otok, MWV, Beyga Humaitá, TetraPack,  La Selecta de Chile e Innovapack de Brasil.
Esta expansión, que no conoce crisis, es en fundamental medida producto del esfuerzo cotidiano de los trabajadores. En el caso de la planta 1, por jubilaciones, el personal se redujo en más de veinte compañeros sin que se cubrieran esos puestos; es decir que se ha incrementado la carga de trabajo del conjunto o se compensó con extras y contratados. El personal administrativo (más de cien trabajadores) se encuentra ilegalmente excluido del convenio colectivo.
Por otro lado, la paritaria gráfica 2014-15 implicó una pérdida de nuestro poder adquisitivo de más de diez puntos. A esto se suma el constante saqueo que sufrimos por el impuesto a las Ganancias.
Demostrando que la razón y la voluntad de diálogo son ajenas al “estilo gerencial” de Interpack, la empresa rechazó sistemáticamente nuestros reclamos, gestionados incluso en el Ministerio de Trabajo.
Por esa razón, luego de haber agotado todas las instancias, la asamblea general decidió iniciar un plan de lucha, consistente en paros escalonados (al momento de cinco horas por turnos) y otras medidas que iremos desenvolviendo hasta lograr nuestras reivindicaciones:
1) Bono anual equivalente a un doble aguinaldo.
2) 15 por ciento de aumento inmediato en los adicionales.
3) Incorporación del personal faltante, empezando por los tercerizados de limpieza y mantenimiento.
Llamamos a toda la comunidad, y en especial a los trabajadores y organizaciones sindicales y sociales, a rodear de solidaridad nuestro conflicto y acompañar las acciones que informaremos oportunamente.
Trabajadores y Comisión Interna de Interpack (planta 1)

Para comunicarse:
Miguel Bravetti, Sec. Gral.  Comisión interna: 15 6112 7942
Emanuel Ortíz, delegado Comisión Interna: 15 3948 9493

jueves, 27 de noviembre de 2014

Vamos por los bonos y la reapertura de paritarias


El acto del 20N en la Plaza de Mayo convocado por la CTA Autónoma, la CSC-PO y otras organizaciones fue un reflejo de los movimientos que por diversos reclamos -en particular salariales- crecen a lo largo y ancho del país.

Los paros de tres horas -bajo la forma de asambleas, resueltos por los gremios del transporte- se suman al de los docentes bonaerenses (con impacto en el sector privado), al de los bancarios, a las medidas votadas por los petroleros de la Patagonia, al conflicto de Aluar, que terminó arrastrando a un plan de lucha común a los sindicatos nucleados en la CGT de Chubut, Santa Cruz y Río Negro.
No es una casualidad que el sur se haya convertido en un epicentro de los conflictos salariales: según un relevamiento realizado por el Sindicato de Trabajadores Viales de Chubut "una familia de Trelew o Rawson necesita 18.167 pesos para llegar a fin de mes", y los descuentos por ganancias hacen estragos.

Pero la situación es similar en todos lados. Los docentes rosarinos pararon y se movilizaron a la Gobernación de la provincia y los bancarios protagonizaron multitudinarias marchas por la ciudad. La fuerte presión y el malestar reinante terminó imponiendo el anuncio de bonos navideños en siete provincias.

La alta inflación coexiste con una caída económica, que cada día se cobra puestos de trabajo (según datos de la CTA se destruyeron 485.000 empleos desde junio del año pasado) y provoca múltiples conflictos. Lear, Fundición Martínez, Donnelley, Gestamp, Valeo... muchas de estas aguerridas luchas contribuyeron a horadar al gobierno y a poner un límite al ajuste capitalista.


Tregua

Mientras Capitanich y Macri compiten por exhibirse intransigentes ante los trabajadores, el vasto movimiento que hoy se desenvuelve hace crujir la tregua sancionada por toda la burocracia sindical (oficialista y opositora) luego de la huelga general del 10 de agosto. Desde aquel momento, los Moyano, Venegas, Caló y Martínez se concentraron en trenzar acuerdos para una reunificación de la CGT (aún en veremos), dirigida a reforzar su menguada capacidad de contención y su posicionamiento frente a los "presidenciables".

Si algo brilló por su ausencia en los cónclaves sindicales fue la "agenda obrera". La recomposición salarial, el rechazo a la confiscación del impuesto a las ganancias, la resistencia a los despidos y suspensiones, los reclamos por los bonos de fin de año y, sobre todo, por la reapertura de las paritarias; esa agenda obrera se instaló "desde abajo".

La inminencia de las fiestas, que siempre son un registro del deterioro social, obliga a la burocracia a tratar de retomar algún protagonismo, implorando un adicional o que no se considere el aguinaldo en el cálculo del mínimo de ganancias; en el mejor de los casos, magros paliativos que no alcanzan a los millones de desempleados, beneficiarios de planes y "ocupados en negro", sobre los cuales se han enfocado todas las miradas.

Según La Nación, "hay en marcha una virtual reapertura de las paritarias". En realidad es lo contrario, lo que hay es una gran maniobra contra la cuestión clave de la reapertura de la discusión de las escalas convencionales. Esa es la función de los bonos negociados "lugar por lugar" y las sumas puente, e incluso del meneado fantasma de los saqueos.

Algunos gremios como gráficos y telefónicos han solicitado a las cámaras empresarias discutir aumentos (la Federación Gráfica reclama un 12 por ciento hasta marzo, cuando vence el actual convenio), pero no hay plan de lucha alguno.

En el acto del 20 se planteó la perspectiva que defienden el PO y el Frente de Izquierda. "Necesitamos un Confederal de todos los sindicatos argentinos, con mandato de asambleas de trabajadores, para poner en pie al movimiento obrero, con un programa, con un plan económico que arranque de los intereses de la mayoría laboriosa. No podemos sentarnos a esperar a los Scioli, a los Massa, a los Macri, a los Cobos o a los Binner. Si el movimiento obrero sale a quebrar el ajuste, reforzamos una alternativa de los trabajadores para que la crisis la paguen ellos", planteó Néstor Pitrola desde el palco.

Miguel Bravetti

sábado, 25 de octubre de 2014

Quién le pone el cascabel al bono salarial


Reapertura de paritarias, ocupar toda fábrica que cierre
Se acerca fin de año y ha recrudecido la insatisfacción salarial. La magnitud de la inflación, que ya supera el 40% en un año, tritura salarios, jubilaciones y planes sociales. Los salarios de quienes tuvieron paritarias cayeron al menos un 12% en términos reales, ni qué decir de los precarizados. El impuesto a las ganancias absorbió, para muchos trabajadores, “entre un aguinaldo y un aguinaldo y medio” (Clarín, 21/10). Por ese motivo, volvieron a parar los bancarios este miércoles. Si no hay un proceso huelguístico extendido, ello no sólo se debe al parate productivo, sino principalmente al trabajo de contención de la burocracia sindical.
 En este cuadro, se ha instalado el debate sobre un bono (pago especial) de fin de año. Por un lado, la UIA admitió la posibilidad de su pago, claro está, “de acuerdo con las posibilidades de cada empresa”. El gobierno, por su parte, afirma que no es necesario porque el salario se ha “revalorizado”. Compara el promedio de paritarias con los guarismos del “nuevo” (y tan fraudulento como siempre) Indec. El mismo gobierno que niega un bono salarial para todos los trabajadores, prepara bonos atados al dólar a favor de las cerealeras y otros especuladores, con el propósito de que éstos ofrezcan algo de los dólares que tienen acumulados. 
 El bono que todos quieren y nadie tiene
 Por el lado de las filas sindicales, Yasky, el más oficialista de todos, pero también Caló, se subieron al carro del bono. En la misma línea está la CGT moyanista. Es claro que este reclamo de “bono por única vez” es un operativo preventivo contra la gran cuestión que plantea la carestía: la necesidad de reabrir las paritarias para rediscutir los salarios 2014. La burguesía ha quedado escaldada por los saqueos y levantamientos policiales de fines del año pasado. Este año, la situación social es objetivamente más grave. En Buenos Aires, Scioli adelanta la discusión de las paritarias 2015 -que es lo contrario a reabrir paritarias-, mientras raspa el fondo de la olla para otorgar alguna migaja en las fiestas. Para la burocracia, el bono sería también una coartada para descomprimir las futuras paritarias y plantear aspiraciones salariales menores.
 Pero, en verdad, la burocracia ni siquiera está empeñada… en el propio bono, al menos como conquista de conjunto. Por ejemplo, la UOM de Caló ya aclaró que “no se negociará con las cámaras empresarias, sino empresa por empresa” (Clarín, 21/10). A su turno, Batallón 601 Martínez deslizó que “lo negociará con los empresarios de la construcción, sin hacerlo público” (Ambito, 21/10). La burocracia no se aparta un milímetro del libreto de la Unión Industrial, que admite el bono, no ya como negociación por gremio, sino incluso por empresa. El propio gobierno no rechaza esta vía, la de un bonus por empresa, “bajo cuerda”, el que no será homologado por el Ministerio de Trabajo. Hasta esta “preocupación” de la burocracia por el “pago de fin de año” es un fraude, porque deja a los trabajadores de cada fábrica o repartición librados a su suerte. No hay el menor atisbo de una lucha de conjunto, siquiera por el bono. 
 Unidad sindical 
 De Caló a Moyano, la coincidencia en reclamar el bono ha sido presentada como parte de las tratativas entre las burocracias oficialistas y opositoras en torno de una CGT unificada. El contenido de esta unidad es claro: por un lado, asegurar una sucesión presidencial sin los “tropiezos” de la convulsión social. Por el otro, ofrecer ese papel de contención al futuro gobierno, trátese de Scioli, Massa o Binner. Pero estas movidas de unidad revelan movimientos políticos más amplios, que involucran a los propios partidos a los que los burócratas, de una u otra manera, ligan su destino. Las condiciones convulsivas que planteará el arreglo con los buitres, acompañado de una nueva devaluación, tarifazos y ajustes, no sólo reclamarán el concurso de los burócratas: podrían obligar a recurrir en 2015 al gobierno o gabinete de coalición que Macri o Scioli insinúan para después de las elecciones. 
 Moyano ha sido muy claro al afirmar, en declaraciones radiales, que “acá asumirá un nuevo gobierno, tendrá que aplicar medidas muy duras de ajuste y el movimiento obrero tiene que estar unido para acompañar”. Del otro lado, es conocida la promesa de Macri a los burócratas, de “ayudarlos a enfrentar a los troskos”. La capacidad de controlar al movimiento obrero -y, principalmente, de contrarrestar al clasismo- está presente en los debates de la burguesía y también en las movidas de Gerardo Martínez y Moyano en torno de la unificación. En lo inmediato, el gran “aporte” lo están haciendo Moyano y Barrionuevo, que han liquidado todo plan de lucha tras el paro de agosto, contribuyendo a aislar las presentes luchas. Por ejemplo, Cresta Roja, Cargill, Valeo o los gremios cordobeses que plantean la reapertura de paritarias, al igual que ATE y la flamante CTA combativa de Mendoza. 
El rumbo político del movimiento obrero 
 La vinculación entre las reivindicaciones obreras, los sindicatos y la transición política demuestra que el movimiento obrero combativo y los luchadores no pueden escindir sus reclamos de una deliberación y una conclusión política de fondo, para que la clase obrera sea un factor activo y conciente en el desenlace de esta crisis. Esta es la cuestión que abordaremos ampliamente en el Congreso del movimiento obrero y la izquierda, el próximo 8 de noviembre en el Luna Park.  
El planteo de paro activo de 36 horas y plan de lucha por la reapertura de paritarias, por un aumento de emergencia de 3.000 pesos y bono o doble aguinaldo para todos los trabajadores y jubilados; ningún despido y anulación de ganancias en los salarios, se inscribe en esta lucha política. Reforcemos la campaña por estos objetivos

Nestor Pitrola

martes, 14 de octubre de 2014

EX DONNELLEY


Se pararon el cierre y los despidos, la lucha sigue

El oficialismo, incluida la burocracia gráfica, presenta lo que llama el "caso Donnelley" como ejemplo de una gesta patriótica contra Griesa y los buitres. La Afip denunció enseguida la quiebra como sospechosa y el Inaes (el instituto que regula las cooperativas) aprobó la constitución de Madygraf en un tiempo inhabitual.

La demagogia oficial, sin embargo, no pasó de allí, esto porque las opciones ofrecidas a los trabajadores fueron el ingreso de un nuevo inversor (que no fue descartada del todo) o la formación de una "cooperativa" sin respaldo económico, mientras continúa el trámite de la quiebra, más o menos en los moldes que han seguido otras plantas quebradas.

El bloque kirchnerista de la Legislatura de la provincia de Buenos Aires, presidido por "Chino" Navarro (quien visitó la planta junto a los diputados del PTS, exclusivamente), adelantó su predisposición a tratar un proyecto de expropiación, pero sólo "con cargo oneroso". Los obreros deberían destinar sus créditos laborales a la compra de la empresa y generar un plan de negocios "viable".


Una nueva etapa

Como ocurre con los fondos bancarios de la ex Donnelley, los ingresos generados por la gestión obrera han quedado hasta ahora entrampados en el trámite de la quiebra, en tanto no exista una nueva razón social. Fue necesaria una movilización para arrancar el pago de 4.000 pesos a cuenta, por los trabajos realizados este último mes.

El impedimento para hacer efectiva la facturación queda resuelto con la matrícula del Inaes, ya que la ley de quiebras habilita la continuidad provisoria con la sola inscripción. El Juez Santichia ha concedido la locación a Madygraf a cambio del pago de un canon.

Un triunfo contra el bloque que se alineó en defensa de la quiebra: la cámara gráfica, un sector de empleados y jerárquicos, e incluso el juez y la sindicatura, quienes expresaron desde un principio una postura reacia a la continuidad, lo que hubiera implicado una cesantía masiva. La habilitación de la gestión de la cooperativa, con todos sus límites, significa una victoria contra los despidos masivos. Desde 2002, todas las votaciones legislativas de la izquierda, pero en especial las de nuestro partido, a favor de estas salidas precarias, respondían a la necesidad de derrotar los despidos masivos - una condición, por otra parte, para mantener la lucha por objetivos superiores.


Estatización y control obrero

Como lo dice un comunicado de los compañeros de, ahora, Madygraf: "Estas conquistas son pequeños pasos hacia nuestro objetivo: la expropiación y la estatización bajo gestión obrera de la planta. A pesar de que el gobierno dice que nuestra producción no puede ser un servicio público, planteamos que podemos poner la fábrica al servicio de la comunidad. Podemos hacer que a ningún niño le falte un cuaderno ni un manual para ir a la escuela. Ya resolvimos en asamblea general destinar parte de nuestra producción para imprimir 10.000 cuadernos para las escuelas del Suteba Tigre y que los chicos tengan sus herramientas para estudiar. También firmamos un convenio con la Facultad de Humanidades de Rosario para hacer sus cuadernillos en nuestra planta. Estas conquistas son pequeños pasos hacia nuestro objetivo: la expropiación y la estatización bajo gestión obrera de la planta".

La resolución del juez, que habilita la continuidad, obliga a los trabajadores a abonar, además de un canon locativo, contratar seguros, afrontar servicios y habilitaciones. Para cumplir con el fallo, "Madygraf se verá obligada a asumir todos los pagos, liberando a la quiebra de todo reclamo que pudieren efectuar sus asociados, el personal contratado o terceros" (Infobae, 6/10). La pelea sigue entonces en su estadio inicial, incluso después de los reconcimientos obtenidos.


Quién paga la reconversión

Alejada la posibilidad de un desalojo, la salida cooperativa enfrenta un horizonte marcado por dificultades conocidas, en especial la falta de capital de giro y la incertidumbre de una quiebra que prosigue, pero además el sabotaje de los grupos capitalistas de la industria y una caída de la actividad económica. Incluso el gobierno intentará aprovechar estas dificultades para extorsionar a la cooperativa con planteos de orden político. La Naranja Gráfica ha apoyado la lucha de Donnelley en cada fase (esta semana aportamos 12.000 pesos a su fondo de huelga).

La Naranja Gráfica ha sido, asimismo, la única organización que desde el principio ha denunciado el operativo del gobierno y el ongarismo. Cuando la Federación Gráfica Bonaerense abandonó un coqueteo inicial con el conflicto y no participó de las movilizaciones para luego -en un acto deleznable- quitarles la obra social a los trabajadores, varias voces críticas desde Donnelley insistieron en reclamar el plenario de delegados.

Delimitándonos de cualquier línea que ponga esta lucha en función de objetivos faccionales, impulsamos la formación de una comisión obrera amplia, en primer lugar con delegados de todas las tendencias del sindicato gráfico, que acompañe a los compañeros de Donnelley con una campaña por la expropiación sin pago, la gestión bajo control obrero y la garantía estatal de puestos, salarios y condiciones de trabajo.

Reclamamos un inmediato plenario de delegados para unir a esta orientación una campaña en todo el gremio contra todo despido y suspensión, por el reparto de las horas sin afectar el salario y por la reapertura de paritarias - un compromiso que fue firmado pero no se cumple.

Miguel Bravetti

lunes, 29 de septiembre de 2014

AGR - CLARIN

      Convocatoria contra el ajuste y por una salida obrera
Los que en sus discursos repiten que, en los últimos años, empresarios, sojeros, automotrices, exportadores y banqueros la han "juntado con pala", pretenden que ahora la cuenta la paguemos los trabajadores. El contraste es brutal: la venta de diarios (incluido Clarín) no paga IVA para beneficio de las empresas de medios. Pero los trabajadores debemos pagar IVA cuando compramos alimentos para nuestras familias y los más calificados, además, también pagan un impuesto "a la ganancia" de la misma proporción de la que pagan empresarios con millones de facturación.
Este año la paritaria gráfica fue del 31 por ciento en cuotas, mientras la inflación va a superar el 40. Contra la rebaja de nuestro salario real planteamos la necesidad de luchar por la reapertura de las paritarias.
Las patronales pretenden descargar la crisis sobre los trabajadores, pero además especulan con ella buscando sacar ganancias extraordinarias.
Ahora, aprovechando el clima de "cesación de pagos" vemos cómo nuevamente comienzan movimientos en el mismo sentido. Los primeros en perder son los trabajadores; así, los compañeros de Donnelley han sufrido la fuga literal de la patronal y hoy están luchando en defensa de su fuente de trabajo. También ha habido despidos en Maggio, Cortiñas y Ramón Chozas, entre otras. En nuestro caso se vienen atrasando pagos con los empleados y endeudando con los proveedores, buscando generar un clima que deprima todo reclamo salarial y, tal vez, urdiendo una maniobra de más largo alcance.
Frente a esta situación, los sindicatos y las centrales obreras no dan respuestas; quienes comulgan con la CGT-Balcarce como nuestro sindicato, ven pasar el ajuste sin mover un dedo, salvo para frenar todo intento de lucha serio; la CGT-Azopardo convoca paros a cuenta gotas y pretende que los mismos sean sin ninguna expresión activa del movimiento obrero, mientras coquetean con variantes políticas que coinciden en una política ajustadora como Macri o Massa.
Por ello es necesario que la unidad contra el ajuste parta de una delimitación política con los ajustadores y una posición clasista, es decir independiente de la burocracia, el gobierno y las patronales y, por lo tanto, asociado a la izquierda. Toda pretensión de unificar la lucha, sin una definición en este sentido, sólo puede llevar al fracaso.
Los únicos que enfrentamos el ajuste somos los trabajadores y la Izquierda, enfrentando los despidos, la política contra el salario y la represión. Por ello convocamos a los
trabajadores y delegados de la zona sur de la Capital Federal, y a los compañeros de nuestro gremio gráfico a participar del Congreso de la izquierda y el movimiento obrero, convocado para el 8 de noviembre, donde ya proponemos como moción lanzar una gran campaña por la reapertura de las paritarias, para debatir entre todos un plan de lucha contra el ajuste y definir un programa obrero de salida frente a la crisis.

Comisión Interna AGR Clarín

jueves, 25 de septiembre de 2014

Siguen las maniobras contra los trabajadores

DONNELLEY

Aunque el principal cliente de la ex Donnelley, Editorial Atlántida, sigue imprimiendo la mayor parte de sus revistas en la planta de Pacheco, los pagos por los últimos trabajos fueron retenidos por el síndico. El juez Santicchia, por su parte, se niega a liberar fondos de la cuenta corriente para los salarios (los trabajadores no han cobrado siquiera los días de agosto anteriores al cierre).
Los Repro prometidos por Tomada tampoco llegan y el dinero aportado por el sindicato fue bastante menos que la cifra que publicitó en una solicitada. Con la otra mano -denuncian los trabajadores-, el mismo gremio les cortó los servicios de la obra social.
El ahogo económico es parte de la "extorsión" dirigida a imponer una "salida cooperativa" según los moldes que han seguido otras empresas: transfiriendo a los trabajadores el muerto de la quiebra.
Si bien la parte del personal que defiende la continuidad (la mitad aproximadamente repudió la ocupación y se retiró) se pronunció por la estatización, la urgencia de contar con alguna plataforma legal que permita facturar terminó imponiendo -como medida transitoria, aclaran- la formación de una cooperativa.
En estos días se informó que, después de algunas dilaciones, el Inaes dio curso a la inscripción de MadyGraf (el nombre es un homenaje a la hija de Eduardo Ayala, dirigente de la fábrica), aunque faltarían ciertos "trámites administrativos".
Como se sabe "el diablo está en los detalles", así que habrá que seguir atentamente esos trámites que faltan; sin olvidar que la Justicia, el Inaes y el ongarismo son engranajes de
un único mecanismo (Orbaiceta, director del Inaes, es un estrecho aliado de la Federación Gráfica) que actúa todo el tiempo para canalizar el conflicto en los marcos estrechos de la reformada ley de quiebras y minar la autonomía de los trabajadores.
Días atrás, el juez anunció que enviaría técnicos para ingresar a la red interna y tomar datos que necesita (aunque dispone de varias fuentes de consulta: Anses, Afip, los bancos o el sindicato), mientras el síndico intentó -sin éxito- ingresar a la planta acompañado de un ex jerárquico de la patronal.
A fines de este mes, la Cámara de Diputados de la provincia podría dar tratamiento al proyecto de ley de expropiación presentado por el Frente de Izquierda. Según Cristián Castillo, del PTS, el FpV apoyaría el proyecto, pero rechazando cualquier variante de estatización. O sea que la expropiación sólo podría avanzar en función de la transformación de la empresa en cooperativa.
Es necesario un plenario de delegados para discutir un plan de lucha de todo el gremio. La comisión de seguimiento que propusimos (ver PO Nº 1.330) sería un polo de oposición a las maniobras estatales-burocráticas y un factor de movilización por la expropiación bajo control obrero, así como también para que sea el Estado el que asegure la continuidad de la producción y el respeto a todas las condiciones laborales y salariales.
Expropiación bajo control obrero.

Miguel Bravetti - Sebastian Rodriguez


jueves, 4 de septiembre de 2014

Donnelley: rechacemos las extorsiones de Ongaro y Tomada


El último periódico del PTS publica un artículo titulado “Son o se hacen”, que resulta un compendio de falsedades dirigidas contra el PO y La Naranja Gráfica. Refutar cada una implicaría abusar del espacio acotado de este semanario.
Detengámonos aquí en lo que, tal vez, sea lo más pérfido. Dice el PTS: “Cuando la patronal buitre gerenciaba Donnelley, los gráficos de Morvillo… tuvieron una actitud reivindicable. Se negaron a imprimir trabajos que los vaciadores querían desviar a otras imprentas. Pero la semana pasada, con Donnelley bajo gestión obrera, Morvillo realizó un trabajo que correspondía a Donnelley, sin que sus delegados se negaran”.
Es la primera vez que el PTS hace referencia a lo que llaman “una actitud reivindicable”, que es presentada como un mero trámite. Rechazar los trabajos de Donnelley -en AGR, en Morvillo y, sobre todo, en Ipesa- obligó a parar máquinas y chocar fuertemente con nuestras patronales. No fue una ‘actitud’ sino una nueva expresión de una tradición inquebrantable de clase.
Lo que los críticos omiten sin el menor pudor es que mientras Morvillo e Ipesa luchaban, muchos de esos trabajos se imprimían en las cooperativas de La Red Gráfica. Estamos ante un operativo de encubrimiento de la burocracia sindical de Ongaro. El PTS y la Bordó, al revés, insisten en destacar “que el sindicato apoya”.
El rechazo de Morvillo e Ipesa a aceptar trabajos de Donnelley quebró el intento de esta patronal de imponer el Preventivo de Crisis, que perjudicaba enormemente a los compañeros de Donnelley. Ahora, en cambio, la continuidad productiva pasa por derrotar los mecanismos de la quiebra, que imponen duros golpes a los trabajadores. La burocracia de Ongaro, sin embargo, se ha convertido en cómplice de la quiebra. Ipesa comenzó a hacer los trabajos de Atlántida -cliente de Donnelley- solamente cuando los compañeros de Donnelley lo pidieron, esto para preservar su relación comercial con Editorial Atlántida, interrumpida por la quiebra. Sólo después de esto, las asambleas de base resolvieron dejar sin efecto los bloqueos.
El PTS ataca a los trabajadores de Morvillo, pero acepta que los trabajos de Donnelley se impriman en Ipesa, Arcángel Maggio, Step, Impresiones Barracas, Encuadernación Moreno y en Cooperativa Patricios.
Como ya señalamos antes (PO N° 1.329), hay en marcha un operativo piloteado por el sindicato, que involucra al juez y al Ministerio de Trabajo, para imponer una “salida” cooperativa, sin aclarar que ella supone dejar de cobrar las deudas laborales de Donnelley. La cooperativa podría ser funcional a la ‘red de cooperativas’ de la burocracia de Ongaro o al “nuevo inversor”. Szpolski negó todo interés pero hay en danza nombres ligados al grupo Televisa, dueño de Editorial Atlántida.
Buscando el aval de las dos terceras partes del personal que exige la ley de quiebras, la Verde de Ongaro impulsó un pronunciamiento a favor de la continuidad bajo distintas formas, una de ellas, la constitución de una “cooperativa”. De este modo, metió en la bolsa a los que se manifestaron partidarios de una estatización.
El juez de la quiebra, Santicchia, es un viejo conocido del ongarismo. Es el mismo que intervino y habilitó la conversión en cooperativas de las ex Dinam y Talleres Unión. Hace unos días, reunió a los clientes de Donnelley y es quien recepciona los pagos por los trabajos que salen del taller y controla los fondos de cuenta corriente de la patronal yanqui (que promete ir liberando a cuentagotas). ¡La burocracia, no ‘la gestión obrera’!
La Directiva dice haber recibido un “guiño” del juez para continuar con la producción “en los términos legales que corresponden” (comunicado de la FGB). El pilotaje de la burocracia ongarista incluye los Repro del gobierno, de 2.000 pesos por cada trabajador, “gestionados en el trabajo en común con el jefe de Gabinete y el ministro Tomada”, según informa la Federación Gráfica Bonaerense.
Impulsemos una Comisión de Seguimiento
El PTS busca distraer de las maniobras del juez, la burocracia y el ministerio, acusando al PO y La Naranja. Dice que su política es “embretar” al ongarismo, evitar “confrontarlo” (“no es igual que Pignanelli” nos dijeron).
Defendemos la expropiación de la planta sin indemnización alguna y su puesta en funcionamiento bajo gestión de los trabajadores, y en especial la garantía estatal de todas las condiciones salariales y laborales. Es una salida que requiere una lucha y denunciar las extorsiones oficiales.
¿Cuál es la política del PTS, la cooperativa y la pérdida de derechos laborales o la estatización? ¿O la estatización es para la tribuna, mientras se reúnen las firmas para los dos tercios exigidos en la quiebra?
Proponemos formar una Comisión de Seguimiento del conflicto, amplia, debatida y votada en el plenario de delegados, que asuma las tareas de apoyo, que reciba y difunda la información y que acompañe las negociaciones y reclamos ante la Justicia y el gobierno. Una comisión de este tipo actuaría como un control obrero de las cuentas y contratos de la quiebra, del accionar de la Justicia, de la intervención del ministerio y, junto al cuerpo de delegados de Donnelley, abordaría la cuestión de cualquier posible inversor. El punto clave en todas las variantes, es que los trabajadores preserven sus puestos, sus condiciones salariales y convencionales. Es decir, una comisión obrera para enfrentar las tremendas presiones capitalistas que actúan sobre los trabajadores de Donnelley.

Miguel Bravetti